Europa hace yoga tras sufragio holandés - Internacionales

Europa hace yoga tras sufragio holandés

Empeñada en armonizar su cuerpo continental con su mente (la UE), la victoria frente a la ultraderecha holandesa le concedió alivio de cara a otros desafíos

Autor:

Juventud Rebelde

BRUSELAS, marzo 16.— Los dirigentes europeos recibieron aliviados el triunfo del Partido Liberal (VVD), del primer ministro Mark Rutte, en las elecciones legislativas de Holanda, a pesar de la subida de la extrema derecha, que se convirtió en el segundo partido más votado.

«Un voto a favor de Europa, contra los extremistas», comentó en Twitter Margaritis Schinas, portavoz del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, según publicó AFP.

Las elecciones holandesas, que lograron el 82 por ciento de asistencia de los votantes, eran consideradas un barómetro del poder de la extrema derecha en Europa, a 40 días de las presidenciales en Francia y a unos meses de las legislativas en Alemania, donde otras fuerzas ultranacionalistas luchan por acceder al poder.

Con 20 escaños de los 150 del Parlamento, el Partido por la Libertad (PVV, de extrema derecha), de Geert Wilders, quedó lejos de los 36 que anunciaban algunos sondeos y de los 24 que obtuvo en 2010, año de su mejor resultado. También quedó por detrás del Partido Popular de la Libertad y la Democracia, de Rutte, que obtuvo 33 escaños.

Rutte, que perdió siete diputados pero superó los 28 que le auguraban los sondeos, se congratuló por la victoria obtenida contra el «populismo». El Primer Ministro saliente tendrá que formar ahora una coalición con varios partidos, aunque descartó gobernar con el apoyo de Wilders, a diferencia de lo que hizo en 2010.

Tras las sorpresivas victorias del «brexit» en Reino Unido y de Donald Trump en Estados Unidos, los resultados de Holanda son «una victoria del sentido común y un buen punto de partida para la temporada electoral europea», analizó Holger Schmieding, economista del banco Berenber.

«Se acabó la fascinación por los partidos populistas de derecha», afirmó por su parte a la AFP Hajo Funke, del Instituto de Ciencias Políticas Otto Suhr, quien agregó que «la gente ve que Trump no le hace bien ni a Estados Unidos ni a Europa».

El presidente francés, François Hollande, celebró una «clara victoria contra el extremismo» y la canciller alemana, Angela Merkel, según indicó su portavoz, se congratuló de poder continuar con Rutte una «buena colaboración como amigos, vecinos y europeos».

Pese a tal optimismo regional, Geert Wilders, siempre desafiante, declaró que «éramos el tercer partido de Holanda. Ahora somos el segundo. La próxima vez seremos el primero».

Mark Rutte tendrá que negociar durante semanas o meses para conseguir su tercer mandato al frente del Ejecutivo. Con 19 escaños cada uno, la Llamada Demócrata Cristiana (CDA) y los progresistas de D66 se perfilan como los socios naturales de sus liberales para formar Gobierno, pero para alcanzar la mayoría de 76 diputados requerida esas formaciones necesitarán el apoyo de un cuarto aliado.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.