Maduro llama en Venezuela a una Constituyente obrera, de pueblo

En el Estados Unidos que no reconoce el Primero de Mayo, los inmigrantes salieron por miles a concientizar las calles

Autor:

Juventud Rebelde

REDACCIÓN INTERNACIONAL.— Aumentos de salarios en países como Bolivia y manifestaciones con actos violentos como los que se registraron en Francia y en inédita conmemoración en Nueva York y otras ciudades de Estados Unidos, caracterizaron este Primero de Mayo en el mundo, pasando por los reclamos de los trabajadores que exigen mejores condiciones de vida, y otros que se pronunciaron en defensa de la soberanía nacional, como ocurrió en Venezuela y Siria.

Luego del aumento del salario mínimo y de los bonos de alimentación decretado la víspera, el presidente bolivariano Nicolás Maduro llamó este lunes desde Caracas a «una Constituyente profundamente obrera, comunal, del pueblo», reflejó la Agencia Venezolana de Noticias (AVN), en medio de la gigantesca movilización de pueblo que manifestó una vez más su respaldo a la Revolución frente a la agresión de que es blanco.

El artículo 347 establece que el pueblo venezolano «es el depositario del poder constituyente originario» y que en razón de ello puede convocar a la Constituyente para «transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva constitución», dijo el Presidente venezolano.

«Necesitamos transformar el Estado, sobre todo esa Asamblea Nacional podrida que está ahí (...) Todo lo que hagamos será fortalecer la Constitución pionera, la sabia, la Constitución Bolivariana de 1999. Activo el Poder Constituyente para que el pueblo tome todo el poder de la patria», resaltó el Jefe de Estado.

En tanto, en Bolivia, el presidente Evo Morales promulgó dos decretos para el incremento del salario y firmó un proyecto de ley que autoriza un alza en los subsidios a los ancianos, dijo Prensa Latina, en virtud de lo cual el salario mínimo aumentará en 10,8 por ciento. Durante un acto en el Palacio de Gobierno, el mandatario rubricó también un proyecto de ley que autoriza el alza de la Renta de la Dignidad, subsidio que reciben las personas de la tercera edad.

Los puertorriqueños, en cambio, conmemoraron el Día de los Trabajadores con un paro nacional acompañado de algunas movilizaciones. Según Telesur, sindicatos, organizaciones estudiantiles y sociales convocaron a la huelga en repudio a los recortes impuestos por las autoridades y ordenados desde Washington, para afrontar la crisis financiera de la isla mediante los dictados de la llamada Junta de Control Fiscal.

En México, diversas centrales sindicales independientes marcharon por mejores condiciones laborales, y en otros países se rechazó la presencia estadounidense en la región, como en Manila, la capital de Filipinas, donde la masiva presencia de los trabajadores fue encabezada por la figura de un buitre vestido con los colores de la bandera de EE. UU.

En Moscú y otras ciudades rusas, el día fue una fiesta multicolor, en contraste con los enfrentamientos en Francia entre la policía y manifestantes encapuchados que derivaron en un saldo preliminar de cuatro policías heridos y arrestos de miembros de ese grupo, mientras la marcha de los trabajadores continuaba su avance desde la Plaza de la República hasta la de la Nación.

En Estados Unidos, único país del mundo que tiene como fecha oficial del Día del Trabajo el primero de septiembre, salieron miles de trabajadores a las calles de varias ciudades, sobre todo inmigrantes que rechazaron políticas discriminatorias, deportaciones y el muro. En Nueva York, tras violentos enfrentamientos, fueron detenidos 14 manifestantes.

Asia se movilizó desde Seúl, Tokio, Dacca y otras importantes capitales y ciudades y la ola proletaria llegó hasta el viejo continente, donde también se pidió empleo estable, salarios justos, pensiones dignas y protección social como fue el caso de España, Grecia y hasta en la llamada locomotora del sistema económico, Alemania, por citar algunas, y donde además se rechazó el avance de las fuerzas de la derecha y la ultraderecha.

El Primero de Mayo también se conmemoró en Siria, donde los trabajadores reiteraron su determinación y apoyo al Ejército y el pueblo en la lucha contra el terrorismo.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.