Una juventud que hace el presente - Internacionales

Una juventud que hace el presente

«les queda respirar / abrir los ojos

descubrir las raíces del horror

inventar paz así sea a ponchazos

entenderse con la naturaleza

y con la lluvia y con los relámpagos»

Mario Beneddetti, «¿Qué les queda a los jóvenes?»

Autor:

Marylín Luis Grillo

¿Qué sería de América Latina sin su juventud? ¿Qué hubiese sido, que será? Las nuevas generaciones de este continente despiertan siempre en el momento en que son más necesarias, y la juventud de estos años ha dejado de ser solo el futuro, para convertirse también en el presente y aportar a la lucha política de hoy día la energía vanguardista de quienes no quieren dar un paso atrás.

Esa es la convicción de Joaquín Mayor, presidente de la Sección Juvenil de la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe (Copppal), quien milita en su Argentina natal en el Partido Justicialista de la Juventud Peronista.

Mayor, en diálogo con JR, conversó sobre los retos actuales de la región ante la arremetida reaccionaria que se vive en algunas naciones y el protagonismo indiscutible que tienen los jóvenes en la coyuntura actual.

«Yo creo que la juventud va a cumplir un rol fundamental», explica, porque si bien hay un avance de los sectores conservadores, hay una población que conoció la posibilidad de alcanzar «la idea de una América Latina socialmente justa, económicamente libre y políticamente soberana», un sueño que con el neoliberalismo había quedado lejos.

«De la sociedad que sale a reclamar, el componente joven es el mayoritario, y dentro de los componentes jóvenes es donde hay un mayor descontento y creo que eso tiene que ver con que se criaron de más chicos viendo un modelo de empobrecimiento de sus naciones, pero los Gobiernos en las últimas décadas les demostraron que eso se puede revertir, que se puede trabajar por una América Latina unida y que progrese; y ahora, que conocieron ese sueño, esa visión, que vieron que se puede volver realidad, no lo quieren dejar ir».

El dirigente, graduado de Derecho en la Universidad de Buenos Aires, advierte otro cambio en la actualidad: «la juventud volvió a discutir política».

«En la década de los 90 se hablaba de que se había acabado la historia, se señalaba a quienes hablaban de política, se planteaba la apolítica, que es una posición ideológica, y los Gobiernos de América Latina de los últimos años volvieron a plantear la política como herramienta de transformación. En eso hay toda una generación que creció, que volvió a enamorarse de la política y que hoy reclama ese lugar, de diferentes maneras y desde diferentes organizaciones sociales y estudiantiles».

Por ello, la Copppal Juvenil se plantea el reto de encauzar toda esa lucha y esa energía, en momentos en que los enfrentamientos, menos bipolares y más heterogéneos, adquieren también otras formas, en que las revoluciones son ahora democráticas y el pueblo enfrenta con fuerza los golpes de Estados, apunta.

«Y creo que ahí está nuestro principal punto de trabajo, ponernos en contacto con esa juventud que hoy reclama que no se vuelva atrás con el reconocimiento de derechos y con el desarrollo de la región».

La Copppal Juvenil ocupa un espacio transversal dentro de la Copppal, es decir, integra todos los ámbitos de trabajo. En ese sentido —continuó—, el objetivo es que empiece a tener participación, tanto en las cuestiones de formación como en todas las comisiones de trabajo que dirige la Conferencia, porque la juventud no es solo el futuro de la organización ni de los partidos políticos que la representan, sino que es también el presente.

Actualmente, ese foro está en medio de un proceso de «relanzamiento» para potenciar su presencia y su trabajo de colaboración entre todos sus integrantes, que alcanzan los 60 partidos de unos 29 países, por lo que el debate durante estos días de visita en La Habana con el Partido Comunista de Cuba y su cantera, la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), fue extremadamente valioso para la comisión de la Copppal, entre los que se incluye Mayor.

El encuentro con los compañeros de la UJC nos permitió intercambiar experiencias en diversos aspectos, dijo. «La verdad es que generó muchos puntos de encuentro que van a permitir desarrollar un trabajo mejor en los próximos meses hasta la Plenaria de la organización en noviembre».

Desde 2014, la UJC forma parte de la estructura de dirección de Copppal Juvenil, y fue electa para la Vicepresidencia de la subregión del Caribe, responsabilidad ratificada en noviembre de 2016 por un mandato de tres años. «Su experiencia nos da un aporte valioso a la hora de construir una mejor organización hacia el resto de los partidos. Es una experiencia que nos permite avanzar».

—¿Y cómo percibió a Cuba en estos días de visita?

—«Es la primera vez que estoy en Cuba y la verdad es que me pareció fascinante. El proceso cubano muestra hoy la veracidad de su consigna del Primero de Mayo: la cuestión de la unidad. Muestra también su fortaleza y que es un proyecto del pueblo. Se nota y es quizás lo que uno envidia: que es la conciencia de una nación y eso se ve… se ve en la gente».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.