Controversial visita de Trump a Israel y Jerusalén

Trump se convirtió en el primer presidente estadounidense en funciones que se desplaza al Muro de las Lamentaciones, el lugar más reverenciado de los judíos, ubicado en Jerusalén Este, la parte de la ciudad ocupada y anexada por Israel

Autor:

Juventud Rebelde

TEL AVIV, mayo 22.— El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, arribó este lunes al aeropuerto internacional de Tel Aviv, Israel, para iniciar una visita de dos días que incluye a Jerusalén Este y Belén, territorios árabes ocupados, en su primer viaje al exterior desde que se instaló en la Casa Blanca.

El mandatario estadounidense llegó procedente de Arabia Saudita, donde concluyó un jugoso contrato de ventas de armamentos por 110 000 millones de dólares, reporto AP, y otros acuedos hicieron llegar la cifra de los acuerdos a 380 000 millones.

Trump fue recibido  por el presidente israelí, Reuven Rivlin, y por el primer ministro, Benjamin Netanyahu.

Antes de su partida, el mandatario norteamericano adelantó sus intenciones de involucrarse personalmente como mediador para activar el proceso de paz palestino-israelí, recordó CNN.

A su llegada a Tel Aviv, Trump destacó que durante su visita de dos días a Arabia Saudita encontró «razones para tener esperanzas».

«Tenemos una gran oportunidad para brindar seguridad y estabilidad a esta región y a su gente, derrotando al terrorismo y creando un futuro de armonía, prosperidad y paz», dijo. «Amamos Israel y respetamos Israel», concluyó.

Trump se convirtió en el primer presidente estadounidense en funciones que se desplaza al Muro de las Lamentaciones, el lugar más reverenciado de los judíos, ubicado en Jerusalén Este, la parte de la ciudad ocupada y anexada por Israel.

En el anuncio de la visita, la administración de Jerusalén se abstuvo de decir que el Muro de las Lamentaciones está en Israel, lo que indignó a la derecha israelí.

Durante una reciente visita a Washington, donde fue recibido por Trump, el presidente palestino Mahmud Abas le dijo a Trump que estaba dispuesto a reunirse con Netanyahu.

Esta es la segunda de las tres paradas en la agenda del Presidente, presentada como una fórmula para destacar la importancia de las tres mayores religiones monoteístas del mundo, pues Arabia Saudita es el hogar de los dos lugares más sagrados en el Islam, y después se dirigirá al Vaticano, sede de la Iglesia católica.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.