El bienestar del pueblo, tema crucial del debate

Los constituyentes saben que se trata de un asunto vital de cualquier debate: hay que levantar la economía

Alina Perera Robbio
perera@juventudrebelde.cu
9 de Agosto del 2017 23:38:28 CDT

CARACAS.— Sin perder un minuto la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) tiene en su agenda mantener la paz, que nace de la justicia, y defender el bienestar del pueblo. Sobre esto último, los constituyentes saben que se trata de un asunto vital de cualquier debate: hay que levantar la economía.

Por eso la instancia del Poder Originario participó este miércoles en la reunión del Consejo Nacional de Economía Productiva, donde la Presidenta de la ANC, Delcy Rodríguez, dijo que la supra entidad legislará para impulsar el desarrollo y la diversificación de la economía del país.

Durante el encuentro que tuvo lugar en la sede de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), Delcy expresó ante los constituyentes y representantes de instituciones económicas y financieras del Gobierno Bolivariano, que ahora hay nuevos desafíos que exigen superar el modelo rentista petrolero.

Entre esos retos la Presidenta de la ANC mencionó la necesidad de desarrollar una economía local y artesanal, fortalecer la confianza entre consumidores y productores, así como lograr relaciones con otros países, que no sean en términos de sumisión sino de igualdad.

«¿Cómo sofocar la guerra económica, la guerra multiforme que se ha dado contra nuestra economía?», preguntaba Delcy en alusión al rol que debe jugar la ANC. Y recordó los golpes sufridos por la Revolución Bolivariana, como la baja de los precios del petróleo, el linchamiento mediático que deja al país en situación muy desventajosa, el modo en que los poderes financieros mundiales se han apropiado ilegítimamente de los recursos financieros del país a través del encarecimiento del crédito internacional, la especulación, y el marcador ficticio del precio de la divisa. «Así, dijo, se conformó la guerra económica, en la búsqueda de derrotar el modelo que está contenido en la Constitución de 1999».

Delcy habló de sabiduría, paciencia y determinación «para atacar la especulación, para atacar a quienes boicotean las cadenas de distribución de alimentos y de medicamentos. Son papeles fundamentales que tiene que jugar la ANC, en conjunción con el presidente de la República, Nicolás Maduro».

Magnífica intervención hizo el primer vicepresidente de la Asamblea, Aristóbulo Istúriz, quien extendió preguntas medulares en aras de la reflexión: «¿Quiénes son los responsables de la pérdida del poder adquisitivo?: ¿Maduro, que ha aumentado el sueldo a los trabajadores, o quienes vuelven el sueldo nada?».

El luchador chavista recordó que la inflación es inducida: «Nadie puede justificar el monto de la política cambiaria en Venezuela. Nadie. Yo reto a que alguien me explique, que me justifique la inflación en Venezuela. Que un dólar pase de valer 8 000 a 20 000 bolívares… ¿Qué es eso? Eso es un instrumento político para acabar con la Revolución Bolivariana».

Istúriz aseveró que, según estudios de economía, el año pasado el 75 por ciento de la inflación en Venezuela era inducida. Y comentó estar seguro de que actualmente ese por ciento es superior. Asimismo denunció que ha habido que sufrir acaparamiento y desabastecimiento inducidos.

«Nos dirigieron parte de la guerra económica hacia donde más le duele al pueblo, los alimentos», enfatizó el Vicepresidente de la ANC, quien volvió sobre el concepto de una filosofía del imperialismo estadounidense: si quieres tener el control de los pueblos, contrólale la comida; si quieres controlar las naciones, contrólale la energía; y si quieres controlar al mundo, controla el dinero. Esto último, comentó, explica la dictadura del dólar.

En otro momento reconoció la creatividad del presidente Maduro cuando dio vida a los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP). Esa idea, más que una bolsa, es un sistema popular de distribución y producción de alimentos controlado por el pueblo de manera autónoma, el cual, dijo Aristóbulo, merece seguirse desarrollando y adquirir rango constitucional.

De otros ataques a la economía habló el constituyente, como puertos tomados por fuerzas apátridas, ante lo cual hubo que poner una autoridad única porque las importaciones no llegaban al pueblo. O empresas que producían y cuyos destinos eran islas del Caribe o Colombia, pero no el venezolano de a pie.

«Si estuviésemos en situación normal —explicó— nos podríamos dedicar solo a construir el modelo económico, pero tenemos un problema coyuntural que es la guerra económica. Hay que construir un plan de la coyuntura que enfrente la guerra económica, y eso tiene que ver con defender el poder adquisitivo de la gente, tiene que ver con enfrentar el dólar, tiene que ver con enfrentar el bloqueo, tiene que ver con fortalecer las relaciones bilaterales con otros países, tiene que ver con (contrarrestar el mito adjudicado a Venezuela de) riesgo país».

La esperanza del pueblo se mantiene, aseveró Aristóbulo, trabajando con la verdad, desenmascarando a los apátridas.

«Recién estamos iniciando una gran jornada de debate nacional, de diálogo político nacional», expresó en el encuentro el vicepresidente ejecutivo de la República Bolivariana de Venezuela, Tareck El Aissami.

«El desarrollo económico tiene que ir a la par de un crecimiento y una inversión social, para generar cada vez más justicia social, y sobre todo en favor de la clase obrera que es la fuerza que impulsa los motores productivos de cualquier economía en el mundo», expresó el dirigente, quien hizo una exhortación a todos los protagonistas de la Revolución Bolivariana: producir y satisfacer las necesidades del pueblo.

envíe su comentario

  • Normas
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio

Noticias relacionadas

del autor

en esta sección