El mundo hace silencio en catalán

El rey Felipe VI se unió a mediodía al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y a las autoridades regionales en una concentración en la Plaza de Cataluña en la que miles de personas guardaron un minuto de silencio que acabó con el grito en catalán «No tinc por!» (No tenemos miedo)

Autor:

Juventud Rebelde

BARCELONA, agosto 18.— Este viernes, Barcelona trataba de recuperar la normalidad, aunque la conmoción por lo sucedido aún era palpable en Las Ramblas, sitio altamente concurrido que se convirtió desde las primeras horas en un altar improvisado lleno de flores y mensajes de apoyo a las víctimas.

Reuters informó que el rey Felipe VI se unió a mediodía al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y a las autoridades regionales en una concentración en la Plaza de Cataluña en la que miles de personas guardaron un minuto de silencio que acabó con el grito en catalán «No tinc por!» (No tenemos miedo).

Según un despacho de AFP, los autores de los ataques en Barcelona y Cambrils, en el nordeste de España, preparaban atentados de mayor envergadura, pero tuvieron que rebajar sus planes, afirmó la Policía este viernes, cuando el número de víctimas del doble asalto aumentó a 14 muertos y 120 heridos.

Al anunciar avances en la investigación, Josep Lluis Trapero, comisario jefe de la Policía regional de Cataluña afirmó que el principal sospechoso, el conductor que arrolló el jueves a una multitud en Barcelona, podría estar entre los cinco «presuntos terroristas» abatidos por las fuerzas de seguridad la madrugada del viernes en Cambrils, a 120 km al sudoeste de la Ciudad Condal.

La Policía ha detenido hasta el momento a cuatro sospechosos en otras dos localidades en Cataluña: tres marroquíes y un español nacido en Melilla, de entre 21 y 34 años y sin antecedentes relacionados con el terrorismo. También identificó a tres de los cinco presuntos atacantes abatidos, pero sin revelar detalles.

Los dos atentados, condenados por líderes internacionales, siguieron el mismo modus operandi: conductores que arrollaron a los peatones, y ha sido el último ataque de este tipo en Europa.

La masacre, reivindicada por el grupo terrorista Estado Islámico, podría haber sido peor, reconoció la Policía. «La tesis que estamos barajando es que se estaban preparando ya desde hace algún tiempo alrededor de este domicilio de Alcanar», municipio 200 kilómetros al sur de Barcelona, donde en la noche del miércoles se produjo una explosión, explicó Trapero.

«La explosión en Alcanar lo que ha hecho es evitar (...) atentados de mayor alcance», añadió, señalando que los atacantes se vieron obligados a actuar «de manera más rudimentaria, siguiendo la estela de los otros atentados en ciudades europeas».

Horas más tarde de que una furgoneta embistiera a transeúntes en Las Ramblas —lo cual segó la vida de 13 personas—, pasada la medianoche un Audi A3 atropelló a otros en el paseo marítimo de Cambrils, acto que agregó otra víctima mortal.

La Policía, que según la prensa española busca aún a otros cuatro sospechosos, considera que ambos ataques son obra de un «grupo de personas».

Hay al menos 35 nacionalidades entre las víctimas. Por lo pronto, se sabe que la relación de afectados incluye ciudadanos de ocho países de América Latina y el Caribe: Argentina, Colombia, Ecuador, Honduras, Perú, República Dominicana, Venezuela y Cuba.

El Presidente cubano, Raúl Castro Ruz, envió un mensaje de solidaridad al rey Felipe VI, jefe de Estado español. Una víctima cubana resultó levemente herida en el ataque de Cambrils y ya recibió el alta médica, mientras otras cuatro lo fueron en Barcelona. Nuestra Embajada y Consulado, en España y Barcelona, respectivamente, dan seguimiento a su situación.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.