El huracán que marchitaría la Florida

Tras su devastadora ruta antillana, Irma se dirigía este sábado a una aterrorizada península norteña

Juventud Rebelde
digital@juventudrebelde.cu
9 de Septiembre del 2017 22:49:55 CDT

Antes de abandonar Cuba y tomar rumbo a la península de la Florida, el huracán Irma dejó al menos 24 muertos a su paso por las Antillas Menores y Puerto Rico, destruyó la isla de Barbuda y la parte francesa de San Martín y ocasionó en la región otros daños aún difíciles de precisar.

Según el sitio alemán DW, que usó datos de las agencias EFE, DPA y AFP, el Centro Nacional de Huracanes de EE. UU. estimaba que en las islas más occidentales de Bahamas podrían caer hasta 152 milímetros, y en los Cayos de Florida entre 254 y 508, con casos aislados de hasta 635 milímetros. Para la península de la Florida y el sudeste del estado de Georgia anticipan lluvias por un total de 203 a 381 milímetros, hasta un máximo de 508. Se podrían producir, alertan, inundaciones mortales, riadas y corrimientos de tierra, a lo que habría que sumar posibles tornados.

El gobernador de Florida, Rick Scott, dijo que han ordenado la evacuación de 6,3 millones de personas del estado. «No sobrevivirás el aumento del nivel del mar», dijo en referencia al peligro que vive la costa oeste del estado.

Florida sufría el sábado las bandas exteriores de Irma, que tiene un ancho de unos 500 kilómetros. Se sentían los efectos del ciclón, que ha dejado fuertes rachas de viento y lluvias en zonas aisladas del sur del estado y provocó que más de 29 000 personas estén sin electricidad, según la División de Emergencias de Florida.

En Georgia han recibido la instrucción de evacuar 540 000 personas, mientras que en Carolina del Sur se pidió a la población costera que abandone la zona.

envíe su comentario

  • Normas
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio

Escena reciente de la Florida. Es fácil deducir que las sendas concurridas son las que llevan al norte. Foto: AFP

del autor

en esta sección