Sugiere Cataluña mediación internacional en conflicto con España

Según datos ofrecidos por la Generalitat (gobierno catalán), las brutales cargas policiales contra ciudadanos inermes, por apenas defender su derecho a decidir en las urnas, causaron casi 900 heridos, algunos de ellos con lesiones graves por impacto de balas de gomas

Autor:

Juventud Rebelde

MADRID, octubre 2.- El presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, propuso hoy un diálogo sin condiciones bajo mediación internacional para zanjar la crisis territorial en esa región, que la víspera se pronunció por la secesión de España en un referendo unilateral.

El momento aconseja mediación y esta debe ser internacional para que sea eficaz, subrayó el líder nacionalista conservador, quien reclamó restituir la normalidad institucional alterada, según su criterio, por decisiones desproporcionadas del gobierno de Mariano Rajoy.

Tras una reunión con su gabinete para valorar el triunfo del sí a la independencia de Cataluña, en una consulta prohibida por la justicia española, Puigdemont exigió la retirada de las fuerzas de seguridad enviadas por el ejecutivo central a esa comunidad autónoma, según reportó Prensa Latina.

Denunció los graves actos de violencia protagonizados el domingo por los 'comandos del miedo', en alusión a los miles de efectivos de la Policía Nacional y la Guardia Civil desplegados por Rajoy en ese territorio para impedir que se votara.

Según datos ofrecidos por la Generalitat (gobierno catalán), las brutales cargas policiales contra ciudadanos inermes, por apenas defender su derecho a decidir en las urnas, causaron casi 900 heridos, algunos de ellos con lesiones graves por impacto de balas de gomas.

«No somos responsables del operativo policial que llenó de sangre este domingo», remarcó el gobernante regional.

En esa línea, emplazó a la Unión Europea (UE) a dejar de mirar para otro lado ante la violación de derechos humanos que, sostuvo, está ocurriendo en su propio espacio, en clara referencia a la excesiva actuación de los cuerpos de seguridad del Estado español.

Luego de considerar tímida y moderada la respuesta de la UE a los acontecimientos de la víspera, Puigdemont recomendó al bloque apadrinar su iniciativa de mediación internacional entre la Generalitat y la administración del también conservador Rajoy.

Ante la creciente condena mundial a la represión perpetrada por tropas antidisturbios, la Comisión Europea (CE, ejecutivo comunitario) exhortó este lunes al diálogo a todas las partes implicadas en el conflicto catalán.

«Hacemos un llamamiento a todos los actores pertinentes para que avancen muy rápidamente de la confrontación al diálogo. La violencia nunca puede ser un instrumento en política», señaló la CE en un comunicado.

Bruselas, sin embargo, rechazó una eventual participación en el diferendo como solicitó la Generalitat.

Puigdemont dejó en manos del Parlamento catalán y de los grupos soberanistas -con mayoría en la cámara regional- los próximos pasos a seguir en el llamado proceso de desconexión, incluido el formato y tiempo de una eventual declaración unilateral de independencia.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.