Juventud Rebelde - Diario de la Juventud Cubana

Marchan iraníes contra la violencia

El Gobierno iraní sostiene que lo violento de las protestas en su contra se debe al apoyo que EE. UU., Israel y algunos aliados en la región le han dado a los grupos terroristas infiltrados en las manifestaciones

Autor:

Juventud Rebelde

TEHERÁN, enero 3.— Tras una semana de protestas contra el Gobierno debido a las dificultades económicas que atraviesa Irán, el comandante en jefe del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI), el general Mahoamad Ali Jafari, afirmó este miércoles que la sedición había llegado a su fin y era necesario que los enemigos de ese país vieran lo inútil que había sido amenazar a la nación persa, reportó Russia Today.

«Los enemigos saben que son absolutamente incapaces de poner en peligro a la República Islámica de Irán desde el punto de vista militar, por lo que concentran todos sus esfuerzos en llevar a la práctica amenazas de tipo cultural, económico y de orden público. Con la ayuda de Dios, sin duda serán también derrotados en esos campos», señaló Jafari. 

Agregó que si bien Washington y sus aliados (los israelíes) han ordenado al grupo terrorista autodenominado Estado Islámico (Daesh, en árabe) llevar adelante atentados en territorio iraní, el Gobierno del país tiene bajo control las actividades de los rebeldes.

El Comandante de la CGRI extendió su agradecimiento al pueblo iraní por salir a las calles de todo el país y brindar su apoyo a la Revolución Islámica, pues considera que solo así podrán derrotar el complot que sobre ellos se gesta.

Este miércoles se produjeron masivas marchas y concentraciones en apoyo al Gobierno en diferentes pueblos y ciudades, incluidas Ahvaz, Kermanshah, Bushehr, Abadan, Gorgan y Qom, reportaron medios locales, que mostraron imágenes de las multitudes portando banderas nacionales y letreros en los cuales se leía: «Muerte a los sediciosos».

El Gobierno iraní sostiene que lo violento de las protestas en su contra se debe al apoyo que EE. UU., Israel y algunos aliados en la región le han dado a los grupos terroristas infiltrados en las manifestaciones.

Este miércoles también se conoció que la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, María Zajarova, condenó las declaraciones sobre Irán de la representante de Washington ante la ONU, Nikki Haley, y rechazó llevar el tema de las recientes protestas en el país islámico a una sesión urgente del Consejo de Seguridad del organismo mundial.

Zajarova aseguró que Estados Unidos no es el mejor país para dar ejemplos o criticar a otras naciones en lo que respecta a derechos humanos, derecho a la manifestación y libertad de expresión.

En Washington, The Hill publicó que Andrew Peek, subsecretario asistente de Estado para Irak e Irán, declaró a The National que la administración Trump no está persiguiendo un cambio de régimen en Irán, «lo que nos gustaría ver sobre todo es que el régimen cambie su comportamiento, de muchas maneras, pero en particular hacia los manifestantes».

A los comentarios de Peek —un exoficial de inteligencia militar—, acompañaron declaraciones del presidente Donald Trump y otros altos funcionarios estadounidenses en apoyo a las protestas.

Trump dijo que «es tiempo de cambio» en Irán y que los manifestantes recibirán «gran apoyo» de Estados Unidos «en el momento apropiado».

Por su parte, el presidente francés Emmanuel Macron, luego de una conversación el martes con el presidente Hassan Rohani, ha sugerido que EE. UU., Arabia Saudita e Israel deberían moderar su retórica en torno a Irán, debido a que, potencialmente, conllevará a un conflicto armado.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.