Independentismo catalán asegura control de la Mesa del Parlament - Internacionales

Independentismo catalán asegura control de la Mesa del Parlament

El foco de atención se desplaza ahora al debate de investidura del presidente de la Generalitat catalana, y la Junts per Catalunya insiste en que solo puede asumir ese cargo Carles Puigdemont

 

Autor:

Juventud Rebelde

BARCELONA, España, enero 17.— La nueva legislatura catalana tendrá una Mesa de dirección con mayoría independentista (cuatro de los siete puestos) garantizados por el voto de esas agrupaciones, que también constituyen mayoría en el Parlament. Será presidida por Roger Torrent, de la ERC (Esquerra Republicana de Cataluña).

Según El País, el foco de atención se desplaza ahora al debate de investidura del presidente de la Generalitat catalana, y la Junts per Catalunya insiste en que solo puede asumir ese cargo Carles Puigdemont, a pesar de que su líder permanece en Bruselas y el reglamento no permite la elección telemática, añade el diario español.

La investidura a distancia de Puigdemont abocaría a un nuevo choque con el Gobierno español que encabeza Mariano Rajoy, que ya ha advertido que la recurriría.

«Confiamos en que en dos semanas podremos traer al debate de investidura al president Puigdemont. Entendemos que es lo que refleja la voluntad de las urnas», afirmó al acabar la sesión de constitución del Parlament la diputada Elsa Artadi, quien fue directora de campaña de Junts per Catalunya.

La Vanguardia describió así el escenario en Barcelona: Con los sillones del Govern vacíos en el pleno de constitución del Parlament por primera vez y lazos amarillos en los escaños vacíos y las solapas arrancó la XII Legislatura. Y con el presidente de la Cámara más joven de la restauración, Roger Torrent, apuntalado por una mayoría soberanista mientras Ciutadans y el Partido Popular de Cataluña mostraban las garras, transportando a los presentes en el tiempo por un instante al ya lejano mes de septiembre. Pero solo fue un atisbo. Todo siguió con el guion previsto sin mayores altercados.

Antes de que todo eso aconteciera hubo un sentido discurso de Ernest Maragall, que hizo notar esa ausencia desde un primer momento y pronunció un alegato en favor de la libertad de los políticos que están encarcelados en Estremera y Soto del Real por el referéndum del pasado 1ro. de octubre, y reclamó que pudieran estar presentes en esa sesión constitutiva también los cinco diputados electos que están en Bruselas, con Carles Puigdemont a la cabeza.

A su vez, El País señala que el nuevo Presidente del Parlament dijo el pasado día 8 que el debate sobre la interpretación del reglamento era un aspecto técnico que correspondía resolver a los letrados. El empecinamiento de la Junts per Catalunya por investir a Puigdemont será, pues, una de las primeras pruebas de fuego a las que tendrá que enfrentarse Torrent, opinó El País.

El pleno de investidura debe celebrarse antes del 31 de enero.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.