Ofensiva aérea y terrestre de Turquía en norte de Siria contra kurdos aliados de Washington

Autoridades turcas dijeron que la vasta operación militar tiene como objetivo crear una «zona segura» de 30 kilómetros de profundidad en Afrin, unenclave controlado por los kurdos en tla provincia siria del mismo nombre, fronteriza con Turquía

Autor:

Leonel Nodal

DAMASCO, enero 22.— Turquía desarrollaba una fuerte ofensiva aérea y terrestre este lunes en territorios del noroeste de Siria, en el tercer día una poderosa ofensiva para liquidar o expulsar a una milicia kurda aliada de Estados Unidos y establecer su control en la región.

La ofensiva terrestre y aérea turca sobre Afrin llamada «Operation Olive Branch», que comenzó el sábado, aumenta  las tensiones en el complicado conflicto sirio y amenaza con tensar aún más los lazos entre Turquía y EE. UU., comentó AP.

Autoridades turcas dijeron que la vasta operación militar tiene como objetivo crear una «zona segura» de 30 kilómetros de profundidad en Afrin, unenclave controlado por los kurdos en tla provincia siria del mismo nombre, fronteriza con Turquía.

La crisis, que debía ser analizada en el Consejo  de Seguridad de Naciones este lunes, en respuesta a una convocatoria de Francia, estalló después que Estados Unidos dijo que crearía una fuerza fronteriza de 30 000 miembros las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), integradas por kurdos y árabes a los que dio apoyo militar y logístico directo en la guerra contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI).

Tras las sucesivas derrotas infligidas al mayor y más sanguinario grupo terrorista que operó en Siria para derrocar al gobierno del presidente Bashar al Assad, Washington reveló su intención de mantener bases y fuerzas militares en el país árabe.

Uno de sus pretextos ha sido evitar el regreso de los terroristas del EI y proteger a la minoría kurda, que habita en la región norteña.

Los planes  de Washington indignaron al presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, quien  de inmediato anunció el inicio contra los que él considera igualmente terroristas kurdos.

Según reportó AP, el secretario de Defensa de EE. UU., Jim Mattis, (de visita en Indonesia) estimó que Turquía tiene «preocupaciones legítimas de seguridad» en  Siria y reveló que diplomáticos  norteamericanos trabajan en una solución al enfrentamiento de Turquía con los combatientes kurdos sirios.

Erdogan fue mucho más lejos, al amenazar con extender la operación militar en Siria hasta la ciudad de Manbij, al este, que los combatientes kurdos habían liberado de los militantes del Estado Islámico en 2016 y actualmente administra.

Erdogan dijo en Ankara que su país «no dará un paso atrás» y reiteró su crítica al apoyo de Washington a la milicia kurda, diciendo que Estados Unidos debería haberse asociado con Turquía en la lucha contra el Estado Islámico.

El mandatario turco alegó «objetivo fundamental» de su país es garantizar su seguridad nacional, preservar la integridad territorial de Siria y proteger al pueblo sirio.

Según fuentes en el terreno citadas por AP, Turquía ha movilizado una fuerza de 10 000 hombres para enfrentar un estimado de 8 000 a 10 000 combatientes kurdos en el enclave, hogar de aproximadamente 800 000 civiles.
Por su parte,  la agencia de noticias RIA, citando al Ministerio de Defensa ruso, informó que el jefe del Estado Mayor de las fuerzas armadas Valery Gerasimov y su homólogo estadounidense, Joseph Dunford, discutieron la situación en Siria por teléfono, informó el sábado.

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.