Pide EE. UU. más presiones contra Pyongyang

La política militarista de Trump fue el blanco de las críticas en la apertura de la Conferencia de Munich

Autor:

Marina Menéndez Quintero

MUNICH, febrero 17.— El asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Herbert Raymond McMaster, instó este sábado a la comunidad internacional a reducir relaciones diplomáticas con la República Popular Democrática de Corea (RPDC) y cortar todos los lazos comerciales para forzar a Pyongyang a acabar con su programa nuclear.

McMaster hizo estas declaraciones al intervenir en la Conferencia de Seguridad de Múnich (MSC), donde llamó a presionar a la RPDC «por todos los medios posibles», dijeron despachos cablegráficos.

Sin embargo, un día antes, durante la apertura de la cita anual de políticos y expertos de Defensa, el secretario general de las Naciones Unidas, aunque se pronunció por mantener «la presión» sobre la nación asiática, propuso aprovechar la oportunidad de llegar a una solución diplomática en torno a ese país.

El titular de la ONU dijo que es prioritario conversar con la RPDC sobre su programa nuclear, una postura que respaldó el titular de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Jens Stoltenberg, cuando, al parecer, sugirió que el potencial diálogo se efectúe bajo la sombrilla de la Conferencia. « Pyongyang está más cerca de Múnich que de Washington», dijo.

No obstante, el asunto que marcó el inicio de las sesiones fue la política militarista del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que recibió fuertes críticas de parte de la titular alemana de Defensa, Ursula von der Leyen.

La Ministra germana llamó a Trump a implicarse más en la ayuda al desarrollo y la reconstrucción. «También nuestros amigos estadounidenses tienen un compromiso valioso más allá del militar», dijo la política conservadora en la inauguración del evento.

Von der Leyen señaló que ve con preocupación «que algunos socios recortan los recursos para la diplomacia y la cooperación, o para las Naciones Unidas», agregó, en evidente alusión a la decisión de EE. UU: de disminuir considerablemente las contribuciones  a la ONU y la ayuda al desarrollo.

Según la titular de la defensa alemana, las Fuerzas Armadas cumplen un factor esencial para afrontar las crisis y conflictos, pero al mismo tiempo no puede haber una división de trabajo en la que Estados Unidos sea solamente responsable del aspecto militar y la Unión Europea se encargue de las cuestiones humanitarias que le siguen.

La RPDC no ha sido la única nación en la mirilla de Estados Unidos, pues McMaster también la emprendió este sábado contra el Gobierno de Bashar al Assad en Siria, al que volvió a acusar de utilizar armas químicas, según reportes que recoge el diario español El Mundo .

En reiteradas oportunidades Damasco ha rechazado tales acusaciones sobre su ejército y denunciado que las declaraciones estadounidenses buscan socavar la soberanía del país árabe. 

Durante la celebración de la Conferencia de Seguridad en Múnich, Alemania, (MSC, por su siglas en inglés), McMaster también se pronunció sobre la situación en Siria y denunció nuevamente que el Gobierno de Bashar Al-Assad utiliza armas químicas, y que a su juicio existen pruebas evidentes.

La Conferencia de Seguridad de Munich reúne a más de 450 altos responsables de la toma de decisiones de todo el mundo, incluidos jefes de Estado, ministros, representantes de organizaciones internacionales, así como personalidades mediáticas y académicas,  y en los últimos 50 años se convirtió en un importante foro mundial para que la élite debata sobre políticas de seguridad.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.