La investigación que llega tras el castigo

La OPAQ en Damasco analizará si hubo o no ataque químico, mientras en Francia y Reino Unido cuestionan la decisión de aliarse a Estados Unidos

Autor:

Juventud Rebelde

DAMASCO, abril 16.— La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) ya realiza en Siria una investigación, con la cooperación del Gobierno del país árabe, sobre los supuestos ataques químicos en la ciudad de Duma, en Guta Oriental, que sirvió de pretexto el pasado viernes para los bombardeos de Estados Unidos, Reino Unido y Francia.

Según destacó el viceministro de Asuntos Exteriores y Expatriados sirio, Faisal al-Mekdad, la comitiva de la OPAQ llegó a Damasco hace tres días, a petición de esta nación, destacó PL.

Los enviados de la OPAQ visitarán el sitio del supuesto uso de sustancias tóxicas, expresó Mekdad, quien desempeña también el cargo de presidente del Comité Nacional para el cumplimiento de los compromisos de Siria con el acuerdo de Prohibición de Armas Químicas.

Agregó que se efectuaron reuniones con la delegación de la OPAQ, en las que se abordaron temas como la cooperación entre Siria y ese organismo para la ejecución de la misión requerida con precisión, transparencia e imparcialidad.

Mientras, en La Haya, inició este lunes una reunión del Consejo Ejecutivo de la organización para debatir la cuestión de Siria. Los embajadores ruso y francés fueron de los primeros en llegar al cónclave, seguidos poco después por el británico, contó AFP.

Un despacho de Prensa Latina informó que el representante ruso ante la OPAQ, Alexander Shulguin, aseguró tener pruebas irrefutables de que los llamados Cascos Blancos, organización presuntamente humanitaria patrocinada por Reino Unido, realizó una puesta en escena para achacar al Gobierno sirio el mencionado ataque con gases.

No se trata de una versión muy probable, como suele repetir Occidente en el caso del doble agente Serguei Skripal, en esta ocasión podemos mostrar las pruebas en nuestro poder de la complicidad del Reino Unido, declaró el funcionario.

En tanto, el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguei Lavrov, señaló que primero se produjo un castigo contra Siria y luego se permitió a los inspectores hacer su trabajo. El resultado tras el castigo lo determinarán Washington, París y Londres, vaticinó.

Un nuevo golpe bélico contra Siria tendría consecuencias negativas, sobre todo, porque pondría fin a la poca confianza que nos queda sobre los actos de Occidente, declaró Lavrov a la británica BBC.

Un comunicado del Kremlim sobre la conversación telefónica de este domingo entre el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y el de Irán, Hassan Rouhani, aliados a Bashar Al-Assad, destacó que para ambos mandatarios los ataques del pasado viernes han dañado las posibilidades de lograr una resolución política a los siete años de conflicto sirio.

Putin advirtió que más ataques contra Siria conducirían a un «caos» en asuntos internacionales. En esta misma jornada, refirió Reuters, Washington anunció un nuevo paquete de sanciones económicas contra Moscú.

Este lunes además, los Parlamentos de Francia y Reino Unido cuestionaron fuertemente al presidente Emmanuel Macron y la primera ministra Theresa May, respectivamente, por su participación en los bombardeos a Siria.

«La Primera Ministra es responsable ante este Parlamento, no se debe a los vaivenes de la política estadounidense», le reprendió el líder de la oposición británica, el laborista Jeremy Corbyn. May aseguró ante las dos Cámaras que había actuado porque «era de interés nacional hacerlo», aunque en Londres sigue muy presente el gran fracaso que significó la invasión a Irak en 2003 y su posterior ocupación, que se saldó con la muerte de 179 soldados británicos.

Por su parte, la Asamblea Nacional francesa también cuestionó la decisión de Macron y la catalogó como sobrepasar «una línea roja», según destacó el legislador derechista Christian Jacob. Entre otros, también habló el diputado izquierdista Jean-Luc Melenchon: «Hemos atacado mientras la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas estaba investigando. Además, lo hemos hecho sin el mandato de la ONU (...) y sin aliados en la Unión Europea», deploró.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.