Cartas para Lula

Los mensajes le expresan a Lula el soporte, el respeto, la fuerza y la decisión de seguir en lucha, en una declaración que es de resistencia

Autor:

Juana Carrasco Martín

TODAS las mañanas, desde que el pasado 7 de abril se instaló el campamento Lula Livre, los jóvenes lanzan un grito de amor para que se escuche en la celda de la Superintendencia de la Policía Federal de Curitiba, capital del estado de Paraná donde está preso Luiz Ignácio Lula da Silva.

¡Bom Dia Lula!, exclaman, puños en alto, los acampados —comprometidos a una permanente movilización hasta que sea liberado— le expresan el soporte, el respeto, la fuerza y la decisión de seguir en lucha, en una declaración que es de resistencia.

En una de las barracas del acantonamiento del pueblo, se reúnen cartas, mensajes de fuerza, de cariño, narra Brasil de Fato en una de sus informaciones sobre la movilización por la justicia, la que no se circunscribe solo a esta ciudad, sino que recorre todo el territorio brasileño y cruza fronteras para encontrar y enlazar manos con las manifestaciones de muchos otros pueblos.

Las visitas a Lula están en restricción, al punto que la policía impidió a nueve gobernadores de estados y tres senadores de diversos partidos políticos, el encuentro con el exmandatario. Pero el pueblo encontró una forma de conversar con su presidente: escribiendo cartas.

Así lo hizo la cocinera Ana Lúcia Soares, quien llegó a Curitiba desde Centenário do Sul, región norte de Paraná, para verlo. «Yo le escribí que la gente va a quedarse aquí para luchar junto con él. No nos vamos a ir sin él», declaró esta sencilla mujer trabajadora a Brasil de Fato.

Ya son varios cientos de cartas que salen del campamento para el líder fundador del Partido de los Trabajadores, y Ana Lúcia confiesa: «Mi sueño es que Lula haga un libro con todas estas cartas para mostrar a sus bisnietos cuánto lo quería su pueblo».

La iniciativa no se circunscribe al asentamiento Lula Livre, se extiende al vasto territorio brasileño, y en el campamento hasta los analfabetos encuentran ayuda para escribir lo que les gustaría decir a Lula, quien es conocido por su permanente diálogo con su pueblo y ahora recibe junto con el cariño hasta mensajes con intimidades que solo se le cuentan a un amigo. Así describe la publicación que sigue minuto a minuto las movilizaciones por la libertad del preso político del régimen del ilegal y corrupto Mauricio Temer.

La profesora Eva Szczepanski le escribió: «Usted es nuestra fortaleza. (…) Querido presidente Lula, ¡te amo mucho! Fuerza compañero, estaremos siempre a tu lado», y se extiende en pormenores de una sufrida y bella historia en la que Lula significó la posibilidad de cambiar de vida.

Eva trabaja ahora en la alfabetización de adultos en el campamento Canaã, organizado por el Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) en Peabiru, noroeste paranense, y llegó a Curitiba junto con los agricultores de su campamento.

La profesora catarinense Virginia Vieira de Navegantes está desde el sábado 7 de abril en el Campamento Lula Livre, donde aguardó la llegada del expresidente a la Policía Federal, cuando los manifestantes fueron duramente reprimidos por ese cuerpo y los militares.

Virginia fue una de las pedagogas que ayudó a constituir el Programa Universidad para Todos (ProUni), creado por Lula en 2004, y cuenta: «Tuve alumnos de familias muy pobres que ahora son profesores universitarios gracias a ProUni. Si eso no es cambio real, no sé lo que es: tomar una persona en absoluta miseria y dejarla ir a la Universidad y convertirse en un abogado, educador, historiador, geólogo, lo que sea», por eso le «escribí esa frase que dijo su madre: insiste, Lula, insiste».

Mientras esto ocurre en Curitiba, en la Plaza de la República, en Sao Paulo, durante un festival de música gratuito, los voluntarios distribuían papel, bolígrafos y sobres para que la población pudiera escribirle mensajes al expresidente y fueran llevados a Paraná.

No solo los brasileños pueden dar ese apoyo, también la solidaridad internacional, porque los organizadores del campamento han ofrecido dos direcciones: Instituto Lula - R. Pouso Alegre, 21 - Ipiranga, São Paulo - SP, 04261-030 y Sede do PT em Curitiba - Alameda Princesa Izabel, 160 - São Francisco, Curitiba - PR, 80510-200.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.