Cuba y África: cultura, fraternidad y herencia - Internacionales

Cuba y África: cultura, fraternidad y herencia

La Cancillería cubana realizó el acto central por el Día Mundial dedicado a ese continente

Autor:

Marylín Luis Grillo

Pocos lazos son tan fuertes como el que une a Cuba con África, por ello, en la Isla no podía pasar inadvertido —y no ocurrió— el Día Mundial dedicado al continente cuna de la civilización, fecha que este 2018 alcanza los 55 años.

Nadie se atrevería a negar el papel preponderante que Cuba ha desempeñado en la erradicación del colonialismo en África; ha sido el único país del mundo que ha derramado su sangre para que los hijos e hijas africanos encontraran el camino de la paz y la independencia, dijo el embajador de Guinea Bissau y decano del cuerpo diplomático de toda esa región acreditado en La Habana, Abel Coelho Mendonça, durante un acto celebrado en la Cancillería cubana.

«Por todos los sacrificios realizados, por la deuda de sangre, África le agradecerá eternamente, estará siempre al lado del país en el respeto de sus valores, por la justicia universal y por un mundo mejor», agregó.

A la gala asistieron por la parte cubana, Salvador Valdés Mesa, Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros; Bruno Rodríguez Parrilla, ministro de Relaciones Exteriores; José Ramón Balaguer Cabrera, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y jefe de su Departamento de Relaciones Internacionales; y Rubén Remigio Ferro, presidente del Tribunal Supremo, entre otros invitados.

Igualmente, participaron, además del cuerpo diplomático africano acreditado en la Isla, los presidentes del Tribunal Constitucional de Sudáfrica, Mogoeng Mogoeng; del Tribunal Supremo de Mozambique, Adelino Manuel Muchanga, y de la Corte Suprema de Namibia, Peter Shivute, como invitados de honor.

Las relaciones de Cuba con África son indestructibles y, fieles y leales con nuestra historia, continuaremos reforzando los lazos de cooperación y solidaridad en beneficio de nuestros pueblos, expresó el viceministro de Relaciones Exteriores de la Mayor de las Antillas, Rogelio Sierra Díaz.

Hoy más de 5 000 colaboradores cubanos prestan sus servicios en el continente —ejemplificó— en los sectores de la salud, la educación, la construcción, el deporte y la agricultura, entre otros; y casi 9 000 jóvenes africanos estudian aquí. Asimismo, existen proyectos bilaterales de cooperación en casi la totalidad de los países del área.

Al hacer uso de la palabra, el Vicecanciller resaltó el papel preponderante que ocupa el continente en los eventos internacionales. Los 54 miembros de la Unión Africana (UA) constituyen un tercio de la Asamblea General de la ONU, y la mitad en otros foros de concertación global como los No Alineados y el Grupo 77 + China. Esta realidad hace más justa su legítima aspiración de ocupar una representación permanente en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, defendió.

Reconoció el apoyo unánime de toda África contra el bloqueo y agradeció las muestras de amistad en los mensajes de felicitación tras el nombramiento de Miguel Díaz-Canel Bermúdez como Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

Al respecto, Mendonça señaló que la relación única y especial que la nación caribeña «tiene con cada uno de nuestros países es la garantía de nuestro apoyo continuo a la resistencia histórica frente al embargo injusto e injustificado que ha sido impuesto durante tantos años»; y resaltó que bajo el liderazgo del actual mandatario cubano, el país continuará por el camino trazado por Fidel y Raúl.

Además, el Embajador de Guinea Bissau expresó su «compasión, empatía y solidaridad tras la catástrofe aérea que hace una semana ha puesto de luto al pueblo cubano». A la memoria de las víctimas pidió un minuto de silencio.

El 25 de mayo se celebra el Día Mundial de África en conmemoración a la creación ese día de la Organización de la Unidad Africana, que en 2001 fue sustituida por la UA.

La fecha es un motivo más para reconocer la importancia del continente madre y el valor de su lucha anticolonial, así como su herencia cultural dispersa por todo el mundo. La música cubana —descendiente de los cantos de esclavos que añoraban su tierra— dio cierre al acto, con la interpretación de Harold y Ruy Adrián López-Nussa.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.