Tailandia celebra el rescate de los 12 niños

En la operación participó un centenar de buzos de fuerzas especiales tailandeses y británicos, quienes mantuvieron el suministro de alimentos a los niños y su entrenador de fútbol

Autor:

Juventud Rebelde

CHIANG RAI, Tailandia, julio 10.— Concluyó la zozobra para las familias de los 12 muchachos del equipo infantil de fútbol Wild Boars que, junto a su entrenador, quedaron atrapados por las lluvias torrenciales, hace más de dos semanas, en el complejo de laberínticas cavernas de Tham Luang, en la provincia norteña de Chiang Rai.

La aventura, que se convirtió en pesadilla, tuvo feliz término en una increíble operación de rescate de tailandeses y británicos, en la que sobró heroísmo y profesionalidad, y en la cual los tailandeses tuvieron que lamentar la muerte de uno de los integrantes de su equipo de salvamento, Samarn Kunan, de 38 años.

Tailandia y el mundo entero estuvieron atentos a esta localidad del país asiático, desde que se supo de la tragedia ocurrida el 23 de junio y los buzos militares comenzaron la operación de búsqueda el pasado 25 de junio.

Finalmente, el 2 de julio, buzos británicos encontraron vivos a los 12 muchachos —cuyas edades oscilan entre los 12 y los 17 años—, acurrucados junto a su profesor, en una orilla fangosa de una cámara parcialmente inundada, a varios kilómetros dentro del complejo, pero se hacía imposible en esos momentos sacarlos por los túneles totalmente inundados.

En la operación participó un centenar de buzos de fuerzas especiales tailandeses y británicos, quienes mantuvieron el suministro de alimentos a los muchachos en este proceso de socorro y asistencia que se calculaba podía durar meses.

Entre el domingo 8 y este martes 10, por grupos, los buzos guiaron a los muchachos a través de casi cuatro kilómetros de canales a veces sumergidos y oscuros, dicen los medios de prensa.

Ya con todo el equipo juvenil y su entrenador fuera de la cueva, los esfuerzos se enfocan ahora en atender su salud, pues aunque la mayoría de los muchachos que salieron entre el domingo y el lunes están en buenas condiciones físicas, dos de ellos sufren neumonía, de acuerdo con personal del Prachanukroh a donde fueron enviados, dijo AP. Los cuatro últimos y el entrenador salieron a la superficie este martes.

«Los muchachos son futbolistas, por tanto tienen un sistema de alta inmunidad», dijo en conferencia de prensa Jedsada Chokdumrongsuk, secretario permanente del Ministerio de Salud Pública de Tailandia, quien enfatizó en que los niños están «felices y sonriendo» y «todos están de buen humor y felices de salir; pero tendremos a un siquiatra para evaluarlos».

Sin embargo, los niños y adolescentes se mantienen durante una semana en cuarentena para prevenir cualquier riesgo de infección.

A la entrada de la cueva inundada, uno de los equipos de buzos que
participó en el rescate

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.