Las tres del domingo

Escuchar la Traviata una y otra vez, o rescatar a un loro que dice groserías son cosas insólitas que les ocurren a algunos

Autor:

Marylín Luis Grillo

Rudos modales

Algunas personas necesitan tiempo para estar solos, y algunos animales, también. Fue ese el caso de Jessie, un loro guacamayo de color azul turquesa y amarillo, que escapó de su hogar en Enfield, Londres, y subió al tejado. Cuando los bomberos llegaron, poco le importó al ave que le dijeran «te amo» y le subieran agua y comida, pues solo se alejó otra vez y les dijo que se fueran… en la mayor grosería posible que sabía imitar. A los tres días, finalmente bajó y desde un video, grabado por el dueño, mirando de un lado y como a quien no le queda remedio, Jessie murmuró «Gracias».

Insistente La Traviata

Luego de 16 años, los vecinos de Eva decidieron tomar riendas en el asunto del «ruido ambiental» y la han denunciado ante la policía por acoso y persecución maliciosa al obligarlos a escuchar una y otra vez, a todo volumen y durante todo este tiempo la misma obra musical: La Traviata, de Giuseppe Verdi. Para la mujer eslovaca era una cuestión de amor a la ópera; para sus cercanos, se trataba de una verdadera locura que tenía que terminar. «Amo a Plácido Domingo— dijo una de las vecinas al referirse a la versión reproducida— ¡Pero no así!». Eva se enfrenta a seis meses de cárcel si la encuentran culpable de los cargos. Ella dice que valió la pena.

Perdido y encontrado

¿Qué puede causar una intensa inflamación en un ojo? La misma pregunta se realizaban un grupo de cirujanos oftalmólogos británicos al operar a una paciente, y la causa fue sorprendente: un lente de contacto que se había perdido cornea adentro 28 años atrás. La señora solo comenzó a sentir molestias hace seis meses y había olvidado el lente, que ella dio por extraviado hacía mucho tiempo y bien fuera de su ojo. Sin embargo, tras la hinchazón sus doctores encontraron el extraño objeto, que se las había arreglado para permanecer asintomático por casi tres décadas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.