Consejo de Derechos Humanos aprueba Informe de Cuba

Tras la adopción del informe, el representante Permanente de Cuba ante la ONU en Ginebra, planteó en las observaciones finales que a partir de este momento se abría una nueva etapa «en la que se impone el compromiso de continuar trabajando en el seguimiento a los resultados de este ejercicio y en la aplicación de las recomendaciones que aceptamos»

Autor:

Juventud Rebelde

GINEBRA, septiembre 21.— El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas aprobó este viernes el informe de Cuba ante el 3er. Ciclo del Examen Periódico Universal (EPU), durante su 39no. período ordinario de sesiones, iniciado el día 10 y que se extenderá hasta el 28.

En la Sala de Derechos Humanos y Alianza de Civilizaciones del Palacio de las Naciones, en Ginebra, fue abrumador el reconocimiento de Estados y de la sociedad civil a los resultados de Cuba y el rechazo al bloqueo de Estados Unidos, tuiteó la Misión Cuba en Ginebra.

El 16 de mayo, el ministro cubano de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, había ratificado el compromiso de su país con las garantías para el ejercicio de los derechos humanos, al presentar el informe nacional ante el EPU, y subrayó que era resultado de la implementación de las recomendaciones aceptadas en el segundo examen cumplido por Cuba en 2013.

Ahora, este 20 de septiembre, tras la adopción del informe, el representante Permanente de Cuba ante la ONU en Ginebra, el embajador Pedro Luis Pedroso, planteó en las observaciones finales que a partir de este momento se abría una nueva etapa «en la que se impone el compromiso de continuar trabajando en el seguimiento a los resultados de este ejercicio y en la aplicación de las recomendaciones que aceptamos».

Puntualizó que el proceso de examen «ha permitido reafirmar la posición del gobierno de Cuba de que solamente una genuina cooperación internacional, basada en el diálogo constructivo y respetuoso, con apego a los principios de objetividad, imparcialidad y no selectividad, constituye la vía eficaz para la promoción y protección de todos los derechos humanos para todos».

También destacó que «no puede permitirse que este ejercicio se convierta en un espacio utilizado por algunos para lanzar ataques, para escuchar falsas alegaciones de quienes son mercenarios pagados por una potencia extranjera y para formular recomendaciones que contravienen principios inalienables como la soberanía de los Estados o el derecho a la libre determinación».

El embajador Pedroso agradeció las recomendaciones y comentarios constructivos «para continuar perfeccionando nuestro sistema, en aras de fomentar cada día más el disfrute de todos los derechos humanos por todos los cubanos y cubanas».

Al mismo tiempo, apuntó que «los comentarios y recomendaciones dirigidos a cuestionar el sistema político, económico y social establecido por el pueblo cubano, son contrarios al ejercicio del derecho a la libre determinación de los pueblos y al espíritu de cooperación y respeto que exige este ejercicio. A sus autores, les pedimos que se atengan a los principios y modalidades acordados tanto por la Asamblea General como por el Consejo de Derechos Humanos».

Destacó el digno historial cubano en materia de promoción y protección de los derechos humanos de su pueblo, los grandes esfuerzos realizados «en medio de muy difíciles condiciones, y en particular, del impacto del bloqueo genocida de Estados Unidos contra Cuba».

Por último, reafirmó la voluntad del gobierno cubano de continuar trabajando por los derechos humanos mediante el fortalecimiento de una genuina cooperación internacional, publicó CubaMinrex.

Previo a la adopción del Informe, Cuba aceptó la gran mayoría de las recomendaciones recibidas (226), muchas en proceso de implementación o que forman parte de las prioridades futuras del gobierno y del pueblo cubano. En cuanto a otro grupo de 83 recomendaciones, sobre las que, por el momento, no es posible asegurar su cumplimiento, se ha tomado nota.

Un grupo minoritario de 30 recomendaciones «no cuenta con el apoyo de nuestro gobierno», dijo el representante cubano, y explicó que «son aquellas sesgadas políticamente y construidas sobre bases que no se apegan a la realidad», entre ellas varias que pretenden «desacreditar a nuestro país por parte de quienes, con sus ambiciones hegemónicas, se niegan a aceptar el derecho de libre determinación del pueblo cubano y la diversidad de sistemas políticos, económicos, sociales y culturales en el mundo».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.