Admite Arabia Saudita la muerte de periodista en su consulado

En Turquía continúa la búsqueda del cuerpo

Autor:

Juventud Rebelde

RIAD, octubre 20.— La fiscalía de Arabia Saudita admitió este sábado que el periodista saudí Jamal Khashoggi murió en el interior de su consulado en Estambul, 17 días después de la desaparición del trabajador de la prensa del que Riad negaba conocer su suerte.

En las declaraciones emitidas por la televisión estatal saudí, cita PL, el portavoz de la fiscalía admitió que la investigación inicial sugiere que Khashoggi murió el 2 de octubre tras «una acalorada pelea» en la legación diplomática, con personas que conoció en aquel momento.

No obstante, no reveló ninguna información que permita localizar su cuerpo, destacó AFP. En Turquía, los investigadores locales continuaban las pesquisas rastrillando un gran bosque cercano a Estambul. Ankara anunció que revelaría «todo» sobre este caso.

Hasta ahora Riad siempre había afirmado que el periodista salió del consulado, al que había entrado el 2 de octubre para hacer unos trámites para casarse.

Tras confirmar su muerte, Arabia Saudita anunció la destitución de un alto responsable de sus servicios de inteligencia, y de un importante consejero de la corte real, ambos cercanos colaboradores del príncipe heredero.

Según la Agencia de Prensa de Arabia Saudita (SPA), el gobierno decidió restructurar la Presidencia General de Inteligencia «para garantizar el correcto funcionamiento de su trabajo y la determinación de responsabilidades», destituyendo de su cargo al vicepresidente, Ahmed bin Hassan bin Mohammed Assiri, y al vicepresidente de Recursos Humanos y al Director general de Seguridad de la unidad.

Además, la orden firmada por el rey Salmán Bin Abdulaziz también suspendió al asesor de la corte real, Saud bin Abdullah Al-Qahtani, y al portavoz de la coalición árabe en la guerra de Yemen, Ahmed Asiri.

El decreto también señaló que la investigación del caso había llevado a la detención de 18 ciudadanos saudíes, sospechosos de haber participado en el incidente.

Horas antes el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, había conversado telefónicamente con el monarca saudí para intercambiar informaciones sobre el caso Khashoggi, según informaron fuentes oficiales turcas.

Arabia Saudita es un gran aliado. Lo que sucedió es inaceptable, expresó el mandatario estadounidense Donald Trump, quien días atrás se negó a suspender la venta de armas a esa nación, un contrato valorado en 110 000 millones de dólares.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.