Alemania no acepta ser tratada como un país ocupado

El excanciller alemán Gerhard Schroeder considera insultantes acciones del embajador estadounidense Richard Grenell

Autor:

Juventud Rebelde

Berlín, noviembre 16.— El excanciller alemán Gerhard Schroeder no escogió las palabras para comentar la incumbencia del embajador de Estados Unidos, Richard Grenell, en el país europeo y lo consideró «insultante» en unas declaraciones que le hizo a la agencia Reuters.

Schroeder, quien fue Jefe de Estado de Alemania de 1998 a 2005, comentó la actuación del embajador Grenell con estas palabras: «No podemos aceptar ser tratados como un país ocupado. Cuando observo el comportamiento del Embajador es-tadounidense en Alemania, tengo la impresión de que se ve a sí mismo como un oficial de ocupación en lugar de un embajador en un país soberano».

Grenell, quien fue nombrado en su actual trabajo en mayo, luego de su nominación por el presidente Donald Trump, levantó tal revuelo en Berlín, al punto de que algunos parlamentarios pidieron su destitución, por sus simpatías declaradas hacia las fuerzas políticas de derecha europeas y su contundente aproximación para promover los intereses de las empresas estadounidenses en medio de una guerra comercial en ciernes con la Unión Europea, reportó Russia Today, según lo comentado por medios de información alemanes.

En la entrevista, Schroeder llamó a estrechar los lazos de Alemania con China, afirmando que ello pudiera ayudar a ambos a enfrentar las políticas nacionalistas del Presidente de Estados Unidos, y alertó sobre una demonización de Beijing argumentando que los inversores chinos eran preferibles para los europeos en lugar de los norteamericanos.

El veterano político socialdemócrata, de 74 años, subrayó: «Aquellos países que son afectados por los conflictos emanados de Estados Unidos deben acercarse. No podemos ser parte de una guerra comercial estadounidense con China».

Schroeder ha abogado du-rante mucho tiempo por establecer vínculos más estrechos con Rusia y China, y mientras estuvo en el cargo al frente de Alemania trabajó para avanzar en un proyecto de gasoducto que suministrara gas ruso a Europa y, luego de retirarse, se convirtió en un alto ejecutivo de Nord Stream AG, la compañía que administra el gasoducto ahora.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.