Cuba aboga por la cooperación como pilar iberoamericano

El canciller de la Isla, Bruno Rodríguez Parrilla, reiteró a todos los países presentes la gratitud por su apoyo al proyecto de resolución adoptado en Naciones Unidas para reclamar el fin del bloqueo a Cuba, ahora recrudecido

Autor:

Juventud Rebelde

Antigua, Guatemala, noviembre 16.— El apoyo de Cuba a mantener la cooperación como un pilar iberoamericano y la condena a las manipulaciones políticas, fueron resaltados este viernes por el canciller de la Isla, Bruno Rodríguez Parrilla, al intervenir en la 26ta. Cumbre Iberoamericana.

El Ministro de Relaciones Exteriores reiteró a todos los países presentes la gratitud por su apoyo al proyecto de resolución adoptado en Naciones Unidas para reclamar el fin del bloqueo a Cuba, ahora recrudecido. Agradecemos, adicionalmente, el Comunicado que sobre el tema adoptó esta Cumbre, agregó.

Rodríguez Parrilla recordó ante el plenario, que acogió esta jornada el segmento de alto nivel, que «una Isla pequeña y bloqueada ha aportado 600 000 colaboradores de la salud a 164 naciones para enfrentar, en lugares remotos y difíciles, el ébola en África, la ceguera en nuestra región, el cólera en Haití y 26 grandes desastres naturales en diversas latitudes».

En Brasil —continuó—, en estos cinco años, 20 000 médicos cubanos atendieron a 113 millones de pacientes y garantizaron el ciento por ciento de la atención básica en 1 100 municipios, de los cuales 700 contaron por primera vez con un médico.

«A nombre de ellos (de los médicos), de mi pueblo y mi Gobierno, quiero agradecer a esos millones de brasileños que los acogieron con tanto cariño y ahora, con entrañable gratitud, los despiden, víctimas de la manipulación política», destacó.

Ante los representantes de los 22 países iberoamericanos presentes en la ciudad de Antigua, el Canciller cubano precisó que pese a las dificultades, el pueblo cubano avanza, libre y soberanamente, hacia el desa-rrollo de una nación independiente, soberana, socialista, demo-crática, próspera y sostenible.

Al hacer uso de la palabra, Rodríguez Parrilla puntualizó que en Cuba, como resultado de respectivos procesos democráticos y participativos de discusión popular, establecimos un programa y conceptualizamos el modelo económico y social que queremos construir; elaboramos un Plan Nacional 2030.

«La experiencia demuestra que, pese a circunstancias económicas adversas, puede alcanzarse una amplia participación de los ciudadanos en la vida política y social de una nación», aseveró.

El Ministro trasladó el saludo del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Mi-guel Díaz-Canel Bermúdez, así como el mensaje de amistad del pueblo y Gobierno de la Isla a todas las naciones participantes.

Asimismo, reiteró la solidaridad con los hermanos pueblos de Venezuela y Nicaragua frente a las medidas coercitivas impuestas. «Ante las crecientes amenazas unilaterales que se derivan de la reinstauración de la Doctrina Monroe, es fundamental la observancia de los principios contenidos en la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz», afirmó.

Cuba en el corazón del mundo

Como una misión de tradición e historia calificó Bruno Rodríguez Parrilla a la Brigada Mé-dica Cubana (BMC) en Guatemala, al dialogar con varios de sus integrantes, en la jornada previa al segmento de alto nivel de la Cumbre Iberoamericana.

Al intercambiar anécdotas y experiencias con los colaboradores cubanos, el Canciller re-memoró la llegada de los primeros galenos a solo pocos días del azote del huracán Mitch, el cual dejó una estela de muerte y destrucción a su paso por la tierra del quetzal, informó un despacho de PL.

Recientemente, la brigada cumplió 20 años al servicio de las poblaciones más humildes del país centroamericano. A propósito de la fecha, Yuri Batista, coordinador de la BMC, precisó en el encuentro que en estas dos décadas han prestado servicios 9 260 profesionales de la salud, y en la actualidad suman 420, ubicados en 16 de los 22 departamentos guatemaltecos y en los lugares más apartados de la geografía nacional.

El coordinador de la BMC narró que atienden una población mayoritariamente indígena, y privada durante años de servicios médicos, de ahí el alto impacto de esta labor y el cariño que a diario reciben de sus pacientes, así como el reconocimiento de las autoridades de las áreas sanitarias y del Ministerio de Salud de Guatemala.

Con especial emoción se recordó la atención brindada a los damnificados por la reciente erupción del Volcán de Fuego en el sureño departamento de Escuintla, donde el colectivo que allí labora asistió desde el primer momento a los pobladores evacuados.

Por la modestia que los caracteriza, ellos no lo dicen, pero junto a un refuerzo de otros 20 médicos con experiencia en el manejo de desastres, se mantuvieron en los albergues las 24 horas y sin afectar sus responsabilidades en el hospital y las áreas de salud de la comunidad, recordó la doctora Marisol Noa, quien integró ese equipo multidisciplinario.

Por su parte, Rodríguez Parrilla afirmó que «estar celebrando el 20 aniversario de esta Brigada y escuchar hoy esos datos impactantes, demuestran el estoicismo y la entrega de nuestras misiones médicas por el mundo».

Rodríguez aseguró que la memoria más reciente que hay de Cuba en el mundo, además del legado del Comandante Fidel Castro y de Raúl, es la historia de las misiones de salud.

En el encuentro se oyó la voz —vía celular— del guatemalteco Carlos Ramírez, padre de un joven de 23 años, quien se vio obligado a dejar su carrera en la Universidad al ser diagnosticado de catarata bilateral y hoy, después de una intervención quirúrgica, ve perfectamente de ambos ojos.

«Cuba es un pedacito de tierra en el corazón del mundo pero con una gran generosidad con todos los que habitan en ella, les estamos superagradecidos», expresó Ramírez, uno de los tantos hijos de la tierra del quetzal que aprendieron a amar a la Mayor de las Antillas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.