Denuncian que 44 millones de brasileños quedarán sin atención médica

En un comunicado, la Red Internacional de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad manifiesta que el Gobierno del presidente electo Jair Bolsonaro perderá a nueve mil médicos cubanos por cuestiones ideológicas y por ignorancia

Autor:

Juventud Rebelde

BRASILIA, noviembre 19.- La Red Internacional de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad-Capítulo Brasil, denunció este lunes que cerca de 44 millones de brasileños de bajos ingresos quedarán sin atención médica a partir de 2019, en más de dos mil municipios del interior del país.

En un comunicado, la organización internacional manifiesta que el Gobierno del presidente electo Jair Bolsonaro, que se autoproclama sin sesgo ideológico, perderá a nueve mil médicos cubanos por cuestiones ideológicas y, también, por ignorancia.

La nota hace alusión a la no participación de Cuba en el programa Más Médicos de Brasil por las desacertadas manifestaciones e inaceptables condiciones para La Habana que Bolsonaro pretendía imponer a los profesionales de la isla una vez asumiera el poder el 1 de enero.

El colectivo internacional se pregunta: ¿Cómo explicar un proyecto humanitario a los desprovistos de humanidad? ¿Cómo explicar un proyecto social a los que giran en torno al capital?

Ante la tragedia sanitaria que se avecina responderá Bolsonaro «por desconocer la historia de las misiones médicas de Cuba alrededor del mundo», señala la Red, indica PL.

Explica que «la primera misión médica cubana humanitaria fue en 1963, en Argelia. Cuba, en nombre de la defensa de la humanidad, se comprometió a cuidar de las poblaciones pobres del planeta. Nació la solidaridad internacionalista».

Las misiones humanitarias cubanas se extendieron por los cuatro continentes, con características propias, únicas, basadas en el entendimiento de las necesidades de cada pueblo, refiere el mensaje.

Puso como ejemplo que el 31 de mayo de 1970 Perú fue alcanzado por un terremoto en la franja de 7,9 en la escala de Richter, dejando más de 80 mil muertos y miles de familias sin hogar.

Más de 100 mil ciudadanos cubanos donaron sangre y, sin tener relaciones diplomáticas, decenas de médicos cubanos partieron con el equipamiento necesario para instalar cinco hospitales. Llegaron hasta Áncash, Recuay, Huaraz, Carhuaz y otros poblados afectados.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.