Ningún argumento del bolsonarismo se sostiene

El Programa Más Médicos sigue ocupando espacios en redes sociales y de prensa de diversas tendencias, tanto en Brasil como en otras partes del mundo con opiniones de todo tipo

Autor:

Juventud Rebelde

Los criterios sobre el Programa Más Médicos siguen ocupando espacios en redes sociales y de prensa de diversas tendencias, tanto en Brasil como en otras partes del mundo, y mientras en unos casos arremeten contra la humanitaria y profesional labor de los galenos cubanos, otros con justeza reconocen su actuación.

El periodista XicoSá, líder de opinión con un millón de seguidores en Twitter, comentaba: «No hay un argumento siquiera del bolsonarismo que se sostenga de pie», y conectaba esa opinión con el artículo publicado en el diario Expresso Epoca, el cual refiere de manera contundente: «Según el Ministerio de Salud, en cinco años de actuación de los profesionales cubanos en Brasil, no hubo registros de errores médicos ni se hicieron denuncias en ese sentido».

Carlos Pires, articulista del diario The New York Times en español, argumentaba también en Twitter un elemento que echa por tierra las mentiras del presidente electo sobre la calidad profesional de los médicos de la Isla: «Médicos de Cuba y Brasil tienen desempeño similar en prueba exigida por Bolsonaro», criterio semejante al publicado en Folha de Sao Paulo y al tuit de Paulo Teixeira, diputado federal y vicepresidente del Partido de los Trabajadores (PT): «Bolsonaro dio un tiro a los pies del pueblo brasileño: Médicos de Cuba y Brasil tienen de-sempeño similar en prueba exigida por Bolsonaro».

Esa alta profesionalidad y la práctica humanista de la Medicina cubana se comprueba en un dato publicado en el sitio web del PT: «Estudios de la Fundación Getúlio Vargas (FGV) y de la Universidad Federal de Viçosa (UFV) muestran que el Programa Más Médicos redujo el número de ingresos hospitalarios, lo que causó la disminución del gasto público en salud. Según las encuestas, el programa proporcionó un aumento en el número de consultas, orientaciones, visitas domiciliarias y en la oferta de médicos en los municipios brasileños».

El futuro Ministro de Salud

Este miércoles, Brasil de Fato publicó un trabajo sobre el futuro ministro de Salud del Gobierno de Bolsonaro, el diputado federal por Mato Grosso do Sul, Luiz Henrique Mandetta, fuerte crítico del programa Más Médicos desde su surgimiento hace cinco años y de la presencia de los profesionales cubanos. El material revela los compromisos de Luiz Henrique con entidades privadas del sector de la salud.

Para Thiago Henrique, médico de familia y comunidad y miembro de la Red Nacional de Médicas y Médicos Populares, el nombramiento de Mandetta patentiza el compromiso del Gobierno de Jair Bolsonaro, pues Mandetta fue presidente durante muchos años de Unimed (la confederación de cooperativas médicas) y Amil financió su última elección.

Amil es la empresa brasileña de asistencia médica que forma parte del grupo estadounidense United Health, la mayor compañía de salud de EE. UU., que la adquirió en el año 2012 por  3 200 millones de dólares.

Mandetta tiene en sus propósitos desmontar el Sistema Único de Salud, y en 2013 llegó a decir que el convenio entre el Gobierno de Dilma Rousseff y la Organización Panamericana de la Salud era un «barco negrero del siglo XXI».

Ahora ha propuesto que se utilice un dispositivo de la Ley de Servicio Militar para obligar a estudiantes recién formados en Medicina a ocupar el lugar de los profesionales cubanos.

El nominado, quien fue médico militar, en 2016 votó a favor del proceso que despojó a la presidenta Dilma Rousseff, y también favoreció la aprobación de la Enmienda Constitucional para detener los gastos públicos. En 2017 votó a favor de la Reforma del Trabajo del Gobierno de Michel Temer, que perjudicó enormemente a la población brasileña.

Mandetta, además, está investigado por fraude en licitación y tráfico de influencia, concretamente por peculado cuando era secretario de salud de Campo Grande, estado de Mato Grosso; ahora tendrá otra oportunidad al frente de un  presupuesto de 128 billones de Reis.

Agradecimiento y apoyo vs. otros trasfondos

El apoyo a los galenos de Cuba se evidencia en este fragmento de la carta que el presidente del Consejo Nacional de Secretarios Municipales de Salud (Conasems) envió a los secretarios municipales de salud: «Siendo esta una decisión irrevocable del Gobierno de Cuba, nos corresponde a nosotros, Secretarios Municipales de Salud, ofrecer todo el apoyo necesario para que este profesional, que estuvo con nosotros en nuestro municipio cuidando a nuestra población, regrese a su país con dignidad, tranquilidad y seguridad».

Además de señalar el «reconocimiento y agradecimiento» que debe otorgárseles para que «su regreso a casa transcurra en un clima de tranquilidad, solidaridad y respeto», advierte otro punto importante a los secretarios y alcaldes: «Que no deben hacer ofertas individuales pretendiendo la permanencia del profesional en el municipio, esa no es una conducta adecuada en este momento», lo que desenmascara la política que pretende poner en práctica el presidente electo.

El trasfondo del exmilitar fanático de la dictadura que desgobernó en Brasil y ahora es presidente electo, trasciende en una información publicada por Folha de Sao Paulo y confirmada por dos fuentes del diario Estado de Sao Paulo: el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, planea un viaje a Brasil en los próximos días 28 y 29 para reunirse con Jair Bolsonaro.

Días antes de que Bolton vaya a Brasil, el diputado electo Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente electo y uno de los articuladores del acercamiento del nuevo Gobierno con Estados Unidos, viajará a Washington, donde participará en un evento a puertas cerradas con miembros del Brazil-US Business Council y en almuerzo organizado por el American Enterprise Institute los días 26 y 27. Eduardo Bolsonaro intenta también sostener conversaciones con legisladores republicanos, integrantes de la Casa Blanca y miembros del Consejo de Seguridad Nacional de EE. UU.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.