Juventud Rebelde - Diario de la Juventud Cubana

Conmoción en Colombia tras asesinato de hijo de exguerrillero de las FARC

El presidente de Colombia, Iván Duque, repudió el asesinato del niño y afirmó que el caso no quedará impune

Autor:

Juventud Rebelde

 

 

El asesinato de Samuel David González, un bebé de siete meses de edad, hijo de un exguerrillero de las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), conmocionó al país entero. 

El sábado pasado, el exguerrillero Carlos Enrique González y su pareja Sandra Pushaina llevaron al pequeño Samuel a conocer a su abuela en el municipio de Maicao, departamento de La Guajira, en la frontera con Venezuela. 

Cuando se preparaban para dormir, un grupo de hombres comenzó a disparar hacia la casa en donde dormía la familia González. Carlos recibió dos disparos, mientras que a Sandra una bala le atravesó la pierna, igual que a Samuelito. 

Pasaron varias horas del ataque cuando los vecinos finalmente acudieron a ayudar a la familia. En lo que amaneció y las víctimas fueron trasladadas al hospital de Maicao, Samuelito ya había fallecido, reportó El Espectador. 

Los padres no vieron el cuerpo de Samuel David entrar a la bóveda en el Cementerio de San José de Oriente, pues la madre sigue en el hospital y Carlos no pudo aguantar la ceremonia por el dolor, según reportó El Colombiano. 

El asesinato de Samuelito conmocionó al país entero y provocó reclamos al Gobierno colombiano, que no ha podido garantizar la seguridad de los excombatientes ni de sus familias. 

Carlos Enrique González, un excombatiente de las FARC, a quien llamaban «Gustavo», había dejado las armas dos años antes y vivía en el Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (ETCR) de Tierra Grata —un espacio que ayuda a los exguerrilleros a reincorporarse a la vida civil— en compañía de su hijo.

«Con su corta vida Samuel nos deja reflexiones sobre las contradicciones de estos tiempos. Nacer como símbolo de esperanza de la construcción de Paz y morir asesinado para recordarnos que las condiciones de convivencia están distantes aun, en medio de un orden social en plena decadencia», expresó el ETCR en un comunicado de prensa. 

Desde los acuerdos de paz firmados entre las extintas FARC y el Gobierno colombiano, 128 exmiembros guerrilleros han sido asesinados.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.