Berlusconi el bromista - Opinión

Berlusconi el bromista

Autor:

Luis Luque Álvarez

Silvio Berlusconi, el sujeto más rico de Italia, no pierde oportunidad para meter el delicado. El jueves pasado, cuando en un programa de TV una joven le preguntó cómo hacer para sostener una familia mientras no se dispone de trabajo fijo, se cobra un sueldo bajo y la vivienda está hipotecada, Il Cavaliere le soltó: «Como padre, el consejo que le doy es casarse con el hijo de Berlusconi o con algún otro que no tenga esos problemas».

Un chistecito, como muchos que acostumbra hacer. Ya una vez, en julio de 2003, le dijo al eurodiputado socialista alemán Martin Schultz que podía interpretar el papel de un «kapo» nazi en una película, lo que valió una protesta diplomática desde Berlín.

Silvio Berlusconi

Ahora se apea con esta conseja burlona a una muchacha que, evidentemente, tiene preocupaciones emanadas de la situación económica del país europeo, cuyas dificultades él tuvo ocasión de acrecentar cuando fue primer ministro por segunda vez (2001-2006). Y por si no le alcanzara el almacén de bromas, tuvo la valentía de decir días atrás que la acumulación de basura en las calles de Nápoles —una cuestión que se ha agudizado en los últimos meses, pero que tiene su origen 14 años atrás— le estaba quitando el sueño. «Me quedo despierto por la noche pensando cómo lograrlo», dijo, en referencia a cómo deshacerse de los desperdicios.

¿Y qué hizo antes el buen señor, cuando estuvo por dos períodos en la silla de premier? ¿También aconsejó a la gente que acudiera a la casa de algún millonario y le echara la basura en la puerta?

Si un personaje tan poco serio como este es quien se hace del poder en las elecciones legislativas del próximo abril (y los sondeos así lo vaticinan), ¡a correr, amici! Cuatro años más de malos chistes no son precisamente lo que necesita la dolce Italia...

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.