¡Fuego!

Autor:

Juventud Rebelde

BEIJING.— Está hecho. Con una fantástica ceremonia inaugural, Beijing le confirmó al mundo que los Juegos Olímpicos de 2008 serán inolvidables.

Nadie salió del Nido de Pájaro con los pies sobre la tierra. Al contrario, era como si regresáramos de un viaje a otra galaxia. Solo después de caminar muchos metros y sentir en la piel el intenso calor de la noche, despertamos.

Fue Li Ning, tricampeón olímpico en Los Ángeles 1984, quien encendió el pebetero y reveló el secreto mejor guardado de los últimos tiempos. Antes, el ex gimnasta recorrió suspendido en el aire todo el borde superior del estadio, donde se proyectaron momentos de los relevos anteriores.

Desde el comienzo, con 2008 hombres tocando el fou, un instrumento de percusión tradicional chino, se honraron las tradiciones del país. Hubo alusiones a la pólvora, la tinta, los cometas, el tai chi, la ópera y otros símbolos locales. Para rematar, un aluvión de fuegos artificiales, tal y como habían pronosticado los organizadores.

En el protocolo, el presidente chino Hu Jintao declaró inaugurados los Juegos desde una tribuna presidencial repleta de otros Jefes de Estado.

Jacques Rogge, el presidente del Comité Olímpico Internacional, les recordó a los atletas que son un modelo para la juventud y deben rechazar el dopaje. Y ellos estaban felices.

En fin, la llama arde y los Juegos ya viven. Pero, asómbrese, lo mejor está por venir.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.