Para que no naufraguen - Opinión

Para que no naufraguen

Autor:

Nelson García Santos

Las denuncias de imperfecciones expuestas en los medios de prensa naufragan en ocasiones al siguiente día de publicadas, porque los responsables de enfrentar el problema callan y, al hacerlo, asumen un silencio cómplice.

Hay administrativos renuentes a responder a los cuestionamientos, a pesar de tener la obligación oficial de asumirlos, de explicar por qué ocurre esto o aquello y cuál sería la solución, o exponer, sencillamente, la imposibilidad de satisfacer determinada demanda porque no hay con qué.

Lo peor será siempre el mutismo que disgusta, desacredita a la entidad estatal y fomenta la incertidumbre.

Resulta acertado, entonces, aplaudir todo lo que se haga a favor de responder, con prontitud y adecuadamente, las situaciones que afectan a la población.

Para tratar de revertir la morosidad de algunos y que otros no den la callada por respuesta, el Gobierno en Villa Clara mantiene un novedoso monitoreo —para decirlo de alguna manera— de aquellos programas radiales, televisivos y de la prensa plana que preferentemente develan las fisuras organizativas de la sociedad.

Además de dar el tratamiento requerido a las quejas que le llegan directamente, el Departamento de atención a la población, confecciona un resumen de las críticas aparecidas en los medios de comunicación y lo entrega a la máxima dirección del Gobierno.

Luego, de acuerdo con los señalamientos hechos, se indica esclarecerlos a los jefes de empresas u organismos que corresponda y concretar una rápida respuesta.

El directivo, al recibir la notificación, entiende perfectamente que debe cumplir sin dilaciones, pues también con prontitud le preguntarán por el resultado de la gestión encomendada.

Ese método, sencillo y práctico, ha resultado de incuestionable valor para viabilizar que lo publicado no expire con la siguiente edición del periódico o cuando se apaga la voz detrás del micrófono. Y créanme, sin que todavía sea perfecto, gracias a ese mecanismo adicional que procura y exige la respuesta, en Villa Clara se progresa.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.