Candidatas en sprint

Autor:

Raiko Martín

Aunque el informe divulgado esta semana por la Comisión de Evaluación del Comité Olímpico Internacional (COI) indica que las cuatro ciudades candidatas podrían organizar los Juegos, el documento ha sido tomado como una especie de «meta volante» en la carrera por ganar la sede de la cita estival de 2016.

Según el texto del informe, redactado por el grupo de expertos que visitó las ciudades aspirantes entre los meses de abril y mayo, las presentaciones de Tokio y Madrid recibieron los señalamientos más «duros», mientras Río de Janeiro y Chicago se alzaron con las mejores calificaciones.

Para la capital japonesa sigue siendo un problema el escaso apoyo popular percibido por los evaluadores. Además, desentonó la inexistencia de algunas instalaciones que se habían presentado como terminadas.

No obstante, la exposición de los nipones fue considerada de «alta calidad», en contraste con la documentación ofrecida por las autoridades madrileñas. «Terminamos con un sabor agridulce porque constatamos que nuestro proyecto es bueno, pero no hemos sabido contarlo», se quejó Mercedes Coghen, jefa de la candidatura de la capital española.

Pero más allá de planos formales, los principales cuestionamientos hechos a Madrid se basan en la coordinación administrativa y la legislación antidoping vigente en España. La nación ibérica contradice al COI en que sus deportistas no están obligados a permanecer siempre localizables, y se prohíbe realizarles análisis entre las 11:00 p.m. y las 8:00 a.m.

Sin embargo, quedó resaltado que Madrid es la ciudad que ha recibido un mayor respaldo de los ciudadanos, y creó un proyecto compacto que reúne la inmensa mayoría de las instalaciones en un radio de 10 kilómetros. Además, cuenta ya con 23 de los 33 escenarios necesarios para celebrar los Juegos.

A pesar de correr con mejor suerte, las propuestas de Río de Janeiro y Chicago no quedaron exentas de críticas. Los cariocas tendrán que seguir trabajando en temas relacionados con la seguridad, los sistemas de transporte, y la cifra de capacidades hoteleras que aún no cumple las exigencias del COI.

Por su parte, las partes débiles del proyecto de Chicago radican principalmente en el apartado económico —la financiación de la Villa es el más crítico—, aunque también tendrá que trabajar en la transportación pública.

Ahora, el informe será enviado a los miembros del COI, quienes con sus votos decidirán el próximo 2 de octubre en Copenhague, Dinamarca, la sede olímpica de 2016. En la carrera por los Juegos de 2012, París contaba con mejor valoración que Londres, pero todo cambió al final. ¿Se repetirá la historia?

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.