La vida, sin nada a cambio

Autor:

Julio Martínez Molina

El criollo asoma sus carencias cotidianas en la conversación diaria, asambleas de rendición de cuenta, espacios públicos…

No vivimos, como creía Pangloss, en el mejor de los mundos posibles. Pero, tampoco, ni con mucho, en el peor; siquiera entre los regulares.

Contamos con varias características que a esta altura de la evolución pueden considerarse bendiciones, entre ellas un excelente sistema de salud, como pocos en el planeta.

Y hay cosas que no sabemos de dicho beneficio, al cual accedemos de forma del todo gratuita, la mayoría de las veces desconociendo cuánto cuesta cada cosa al Estado.

Tuve oportunidad de asistir al reciente Pleno del Comite Nacional de la UJC, donde el tema fundamental de debate fue el de la Salud. Allí los invitados conocimos ciertos datos que me parece prudente compartir con los lectores.

Por ejemplo, de no asumirlo íntegramente el Estado, como se hace, un ultrasonido costaría unos 61 pesos; una consulta de estomatología multidisciplinaria, 115; un ecocardiograma, 73; la resonancia magnética, 325; la prótesis de cadera, 1 570, y la operación de úlcera laparoscópica o por mínimo acceso, 2 635 pesos.

De igual modo, la sustitución de la válvula aórtica, 17 577; el trasplante de corazón, 31 000; el de hígado, 22 432; el de córnea, 4 788; el de riñón, 20 715; la operación de catarata, 634 y la de miopía, 733.

La tomografía axial computarizada equivaldría a 293 pesos; la cesárea a 323; un parto fisiológico, 261, y uno distópico, 319; una apendicectomía, 374; un hemocultivo, 74; la broncoscopía, 350; y un esputo, 38, por citar algunos ejemplos.

Un paciente atendido en un hospital nacional le cuesta al Estado 285 pesos por día; en un instituto de investigación el rango anda por los 315; y en una entidad ginecobstétrico-materno infantil, 135. En un pediátrico, 198, y en un materno, 45. Un paciente grave significa la erogación por jornada de 660 pesos, y una sola consulta en cualquier policlínico, 25 pesos.

La formación de un estudiante de Medicina, totalmente gratuita en este país como todos los anteriores servicios citados, tiene un costo anual de 16 601 pesos promedio, con 4 000 más en el caso de los estomatólogos. En Estados Unidos estos estudiantes deben amortizar 350 000 dólares.

Cuba invierte cada año más de 200 millones de dólares en medicamentos. El presupuesto para la Salud sobrepasa en la actualidad los 4 000 millones de pesos. Los niños disponen de vacunación gratuita contra 14 enfermedades. La mortalidad infantil, con 4,7 por cada mil nacidos vivos, es de Primer Mundo; e incluso la supera.

No quiero abusar de cifras, y por ello me reservo otras muchas, pero, en ocasiones, es menester referirlas. Valgan para atestiguar la grandeza de la obra, en hechos, no en palabras. Sirvan de argumento para responder a esos desagradecidos que solo saben mirar las manchas del Sol.

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.