El poder de proponer

Autor:

Agnerys Rodríguez Gavilán

Con la celebración este miércoles de 175 asambleas demostrativas, una por cada municipio del país, y de otras seis por interés de las máximas autoridades electorales de la nación, se inicia el proceso de nominación de candidatos a delegados a las asambleas municipales del Poder Popular.

Este el momento en que los cubanos se reúnen para, además de ejercer un derecho constitucional, protagonizar un acto cívico y soberano y reafirmar la continuidad en la larga e irrenunciable vocación independentista y democrática de nuestro pueblo.

Desde este 24 de febrero y hasta igual fecha del mes próximo, se realizarán 50 907 reuniones de vecinos, durante las cuales los ciudadanos con capacidad legal para ejercer su derecho de sufragio activo, en igualdad de condiciones y posibilidades, tienen la oportunidad de proponer y ser propuestos, de nominar y ser nominados, y de elegir y ser elegidos.

No es una reunión más ni una simple formalidad; es el primer escenario donde comienza a concretarse el derecho que tienen los ciudadanos «a intervenir en la dirección del Estado, bien directamente o por intermedio de sus representantes elegidos para integrar los órganos del Poder Popular, y a participar, con ese propósito, en la forma prevista en la Ley, en elecciones periódicas y referendos populares, que serán de voto libre, igual y secreto».

Así lo establece la Constitución de la República de Cuba, en su Artículo 131, y lo garantizarán nuestra Ley Electoral y demás documentos rectores de la actual contienda, que tiene en la nominación de candidatos una de sus etapas más trascendentales. Nominar es participar, y debe verse no solamente como un derecho sino también como un acto trascendente, consciente y responsable.

Los electores que deseen proponer candidatos pueden hacerlo y la asamblea debe escucharlos. Pero bien importante resulta no solamente que se expongan las razones en que fundamentan su propuesta y que en ello, más que la simpatía, primen la presentación a la comunidad de los valores humanos, morales y patrióticos que apreciamos en el hombre o la mujer de que hablamos. Cuentan los méritos, el prestigio, la capacidad y la voluntad de entregarse por el bienestar de la comunidad, que es el punto de equilibrio de nuestro proyecto mayor.

Bien cerca de nosotros tenemos a hombres y mujeres, jóvenes y adultos, con cualidades y energía suficientes para tomar las riendas de la participación popular en la identificación de los problemas de nuestra circunscripción, en la búsqueda de soluciones colectivas y en el impulso de iniciativas que mejoren la calidad de vida, aun en medio de las carencias y limitaciones.

Se trata de proponer y argumentar, escuchar el parecer de los demás, contar con la aprobación de la persona propuesta y nominar por lo menos dos candidatos en la circunscripción.

Corresponde entonces a las autoridades electorales a ese nivel garantizar una asamblea apegada a la ética, la legalidad y la transparencia establecidas por la Constitución, la Ley Electoral y demás documentos rectores del actual proceso electivo.

A 115 años del reinicio de la guerra por la independencia de Cuba del colonialismo español, y a la luz de las muchas batallas cotidianas que aún deben ser ganadas, dentro y fuera del país, cabría asumir la nominación de candidatos como un ejercicio de conciencia, no solamente para perfeccionar nuestra democracia y sistema electoral, sino también nuestro socialismo, que sigue defendiendo la independencia, la soberanía y la justicia social que alimentó el grito de Independencia o Muerte de aquel 24 de febrero de 1895.

Este día fundacional de la historia cubana atestigua nuevamente el ejercicio de uno de los derechos esenciales que garantiza nuestra constitución y sistema democrático: el poder de proponer, que es ya un sustancial poder.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.