Las erróneas políticas de USA

Autor:

Lázaro Fariñas

¿Cómo llamar a la política de un país que le hace daño al propio país? ¿Cómo nombrar a los políticos que implantan y mantienen las mismas a sabiendas de que perjudican al país? Mantener una política que daña los intereses de la nación solamente por conveniencias personales es no solo inaceptable, es traición a la patria.

Basándonos en esa premisa, a mi modo de ver, en los Estados Unidos hay muchos políticos traidores a la patria. Los políticos norteamericanos, en innumerables ocasiones, han desarrollado acciones políticas y militares que a lo único que han conducido es a dañar la imagen y los propios intereses de este país. Ejemplos sobran. ¿Por qué los congresistas norteamericanos le dieron el visto bueno al poder ejecutivo para que llevara a cabo la invasión a Iraq? Invasión que ha costado miles de muertos, decenas de miles de soldados mutilados y miles y miles de millones de dólares. Todo eso, sin contar el daño a la imagen de este país al haber dejado cientos de miles de víctimas inocentes entre la población civil iraquí y ciudades destruidas. Es totalmente imposible creer que los congresistas en Washington no supieran que el Gobierno de Saddam Hussein no poseía armas de destrucción masiva, cuando los observadores de las Naciones Unidas estaban reportando que no las encontraban. A los políticos que llevaron a este país a esa locura irresponsable y criminal, ¿cómo se les puede catalogar?

¿Cómo catalogar a los que, alegando que había que defender a la población civil libia, autorizaron que los aviones de la OTAN cumplieran miles de misiones de bombardeos sobre aquel país provocando miles de víctimas entre esa misma población civil, dejando un verdadero caos social en aquella nación? El Gobierno libio tenía relaciones diplomáticas y comerciales normales con Estados Unidos en particular, y con todos los países que integran la OTAN, en general. Su presidente era recibido con honores en los palacios europeos, y los políticos y empresarios norteamericanos se trataban de tú a tú con los gobernantes libios. Es de suponer que era de interés para Estados Unidos dejar la situación de estabilidad que existía en la Libia de al-Gaddafi. ¿Por qué adoptaron destruirla para llevar a aquella nación al caos?

Los casos de Libia e Iraq son solo dos de los muchos recientes que se pueden enumerar. Existen otros dos ejemplos de políticas erradas que no son nada recientes, pero que sin embargo se mantienen a pesar de que se ha demostrado una y otra vez que lo único que le hacen es daño a esta nación. Nada de beneficio le traen al país y, sin embargo, los políticos, sabiendo la verdad, las siguen manteniendo.

Me refiero a la política que mantiene  Estados Unidos en lo referente a Israel y a Cuba. No hay un político estadounidense que no sepa que van en contra de los intereses de este país. Israel solo le crea problemas y le cuesta dinero a Washington sin darle nada a cambio. Israel solo defiende sus propios intereses, y los defiende aunque le cree problemas a este país. Como nación hace bien, y hace solo lo que cree que es bueno y beneficioso para su país. A los israelíes les importa tres bledos lo que es bueno o malo para Estados Unidos, solo les importa lo que es bueno o malo para ellos. Se burlan de las resoluciones de las Naciones Unidas y ponen en aprietos a este país cuando los obligan a que las veten. ¿Cuántas veces han llevado a Estados Unidos a buscarse problemas con el mundo musulmán, por culpa de sus acciones?

El otro ejemplo es Cuba. Hace unos años el ex presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, para su vergüenza y la de este país, declaró en Buenos Aires, cuando aún ocupaba la presidencia, que la política norteamericana de este país hacia Cuba estaba secuestrada en Miami.

El mundo se pregunta, y hace solo unos días se lo volvió a preguntar en las Naciones Unidas, ¿cómo es posible que el país más poderoso del planeta sea capaz de mantener una política tan agresiva y criminal por más de 50 años contra un pequeño país que solo está a 90 millas de sus costas? Además, una política fracasada, que lo único que ha hecho es hacerle daño a la población de ese pequeño país. Todos los congresistas, ministros y presidentes que han estado en Washington a través de más de 50 años, saben que esto es cierto. ¿Por qué perjudican la imagen de su país ante la comunidad internacional?

Por desgracia, se sabe cuál es la razón para mantener esas políticas en lo tocante a Israel y a Cuba. Desafortunadamente, todos sabemos la verdad. Desafortunadamente.

*Periodista cubano radicado en Miami

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.