Custodiar la grandeza

Autores:

Odalis Riquenes Cutiño
Eduardo Pinto Sánchez

El Himno Nacional iza el alma de la Patria. ¡Firmes! Un, dos… Tras las voces de mando, el día se hace al giro marcial, la expresión solemne, el corazón a flor de piel… Tres, cuatro…

Al alcance de su gesto, el Maestro; el tronar infausto de la fusilería española: Dos Ríos… El Mausoleo: montaña de símbolos; las lecciones de cada monolito, el legado de estos huesos sagrados, cual espadas de futuro…

El excelso propósito de alimentar, desde la savia de las raíces, los valores éticos y patrióticos que sustentan el actuar de los nuevos cubanos, sostiene desde hace 12 años el quehacer cotidiano de los jóvenes y muchachas que, después de un riguroso proceso de captación, por 18 meses meses, cumplen su Servicio Militar Activo en la Unidad de Guardia de Honor a Nuestro Héroe Nacional José Martí, en el cementerio de Santa Ifigenia, única de su tipo en el país.

La posibilidad de tocar con las manos las más ardientes páginas de nuestra historia, de reafirmar que a pesar del tiempo, las nuevas generaciones llevan a Martí en su actuar cotidiano es, sin dudas, el principal saldo de tan honrosa experiencia, pero no el único.

«Los primeros 30 minutos son de pura emoción, y hasta de lágrimas. Uno mira las banderas, piensa en cumplir la tarea lo mejor posible, reafirma su posición de firme y lo siente increíblemente cerca…».

Así suelen describir sus más hondos sentimientos los noveles protagonistas, cuando después de 124 pasos exactos, el torso erguido en traje de gala, el gesto marcial, el pie en forma de ele, en ángulo de 90 grados con el piso, el giro preciso, la expresión solemne, tienen cuatro o cinco veces al día su momento de cercanía, de intimidad, con el Héroe.

Dentro de un año, muchos de ellos cursarán estudios universitarios y realizarán sus sueños de hacerse médicos, abogados… pero adonde vayan llevarán las enseñanzas adquiridas en estos días en los que, a la sombra del Mausoleo del Maestro, reafirmaron su vocación martiana y profundizaron su admiración por el pensamiento y significado de ese hombre grande que es José Martí.

A la vez habrán podido descubrir y apreciar la importancia de aspectos como la preparación física, legado de intensas jornadas de esfuerzos y riguroso entrenamiento, el necesario para garantizar la precisión de los movimientos, y habrán elevado su cultura y conocimientos, fruto de las clases de preparación martiana, y de las tradiciones patrióticas, las visitas a museos y otras actividades.

Las experiencias de estos meses les ratificarán también que el Servicio Militar Activo, como ya reconocen, es una escuela imprescindible para todo joven. »Te forma en la preocupación por la disciplina, por la preparación física y política; aquí vemos el Noticiero, debatimos sobre temas… y todo eso va perfeccionando nuestra preparación, nuestra cultura...».

Con cariño, llevarán en la memoria las vivencias de su participación en guardias de honor especiales en caso de efemérides o sus demostraciones ante la visita de las numerosas personalidades que a diario acuden a la necrópolis santiaguera.

El tiempo para el-la novia, las fiestas, es realmente poco, pero albergan la certeza de que las experiencias de esta etapa los harán mejores en el futuro y quizá una vez licenciados, como cuentan es ya tradición, ante cualquier ceremonia u acto importante, muchos se presentarán espontáneamente y repetirán cada detalle del ritual aprendido.

Así, desde su tumba venerable en la necrópolis santiaguera, otra vez Martí es motivo, legado, camino…

Por eso, este 24 de febrero, coincidiendo con el aniversario 119 del inicio de la Guerra Necesaria a la que tanto esfuerzo dedicó el Maestro, les fue entregado por la Junta Directiva nacional de la Sociedad Cultural José Martí el reconocimiento La utilidad de la virtud, premio a la constancia de andar con un hombre-símbolo que sigue acompañando a los nuevos.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.