La inclusión sobre la mesa

Autor:

Jorge Enrique Jerez Belisario*

Desde el mismo día en que nací, un equipo de médicos y enfermeras lucharon sin reservas por mi vida. Estos tratamientos millonarios a mi familia no le costaron un centavo, ni tampoco los tratamientos que he recibido hasta ahora. Y como todo joven tengo miles de derechos que hoy les son negados a otros en el planeta, como el de la inclusión.

Ese tema tengo el interés de ponerlo sobre la mesa durante el IV Foro de Jóvenes de las Américas. Se trata de la inclusión de las personas discapacitadas para lograr una verdadera participación en la vida social, esa inclusión que va más allá de la propia palabra y crea las condiciones para la inserción plena en la sociedad a través de organizaciones que velan por los derechos de las personas que padecemos alguna discapacidad, como la Aclifim.

No hay dudas de que la VII Cumbre de las Américas y los foros  que le preceden, a celebrarse en Panamá, se robarán la portada de muchos medios del continente y un poco más allá. La presencia de Cuba en estas citas hemisféricas por primera vez es un estímulo adicional para la cobertura del evento. Por ello la juventud cubana asistirá con una misión clara, representar dignamente a su nación y estar a la altura de ese momento histórico.

Llegar hasta allí nos da la oportunidad de mostrarle a los jóvenes de América una Cuba diferente a la qua a diario se divulga por los grandes medios de comunicación. Los jóvenes pondremos sobre la mesa temas que interesan a la sociedad cubana, como exigir el cese del criminal bloqueo que nos impone Estados Unidos, una política que afecta el normal desarrollo de la juventud cubana.

También expondremos los resultados de Cuba en materia de derechos humanos, y que incluyen el acceso a la salud, educación, seguridad ciudadana, democracia y otros conceptos que, por tratarse de nuestro país, son muchas veces manipulados desde el exterior. En todos ellos los jóvenes que habitamos la Mayor de las Antillas podremos mostrar experiencias personales que ayudarán a su cabal comprensión.

Podremos hablar de cómo la Revolución garantiza nuestros derechos como seres humanos, desde el más elemental: el derecho a la vida hasta otros que a veces son olvidados por los Gobiernos, como lo son la educación, la salud y la cultura.

Acerca de esos temas los cubanos tenemos mucho que decir, aunque eso no excluye que podamos oír las experiencias de otros modelos para enriquecer el nuestro, tomando lo positivo. A Panamá iremos a mostrar una  Cuba verdadera, vista desde los más jóvenes.

Los jóvenes cubanos esperamos aportar con nuestras experiencias a la construcción de las líneas del continente que necesitamos. Ese momento que deseamos vivir, ojalá no sea empañado por la prepotencia de algunos que solo buscan ser parte de un show mediático y poco les importa el criterio de la mayoría.

Esta Cumbre será histórica,  por primera vez no habrá exclusiones injustas. Nuestro principal propósito será ir a mostrar un país que no es perfecto pero está entre los más justos del mundo; esperamos cumplir esa misión a la altura de nuestro pueblo.

*Estudiante de Periodismo de la Universidad de Camagüey

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.