Una fecha que es de todos

Autor:

Yuniasky Crespo Baquero

Las cubanas y cubanos hemos sido testigos de múltiples acontecimientos que marcaron el devenir histórico de la nación y su vida cotidiana, los que han nutrido nuestro acervo cultural con valores y tradiciones. Varias son las fechas que se han convertido en sinónimo de festejo popular, como la del Primero de Enero, junto a otras cuya recordación nos devuelve una historia que no olvidamos y a la que no renunciaremos nunca.

La niñez y la juventud en Cuba, que hasta la edad de 35 años agrupa a más de 4 260 000 personas, aprecian con satisfacción y orgullo cómo el 4 de Abril ha dejado de ser patrimonio de las nuevas generaciones para convertirse en motivo de alegría de todo el pueblo. La celebración de los aniversarios de la Organización de Pioneros José Martí (OPJM) y de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) genera iniciativas que van desde el barrio hasta los parques, plazas e instituciones laborales, culturales y deportivas. Y somos los jóvenes los encargados de que estas fechas mantengan la frescura que el tiempo no ha podido borrar.

Es un homenaje permanente a numerosas generaciones que, en su momento, han estado dispuestas a participar de manera activa en la construcción de las políticas que les competen, y a velar por que su implementación se realice bajo las normas jurídicas que establece la Revolución socialista.

Millones de cubanas y cubanos se identifican con ese período que transcurre desde el fin de la pubertad hasta el inicio de la adultez. Y es que la juventud es mucho más que una etapa biológica de la vida. Es un estado de ánimo, de lucha. Por eso, siempre serán jóvenes los de la Sierra, los de Girón, los de la lucha contra bandidos en el Escambray, los de las misiones internacionalistas, junto a quienes subieron el Turquino y otras elevaciones, los de rumba con maletas de madera, los del café, la papa y la reforestación; los que ríen, bailan, cantan estudian, leen, creen… los de la resistencia tenaz y persistente fe.

Nos guía el ejemplo de Fidel, quien con su pensamiento y obra revolucionaria nos convoca a ser mejores cada día, a aportar con nuestras manos o inteligencia y a estar informados de lo que sucede en Cuba y el resto del planeta. En este 2016, tenemos como motivación especial la celebración del cumpleaños 90 de nuestro eterno joven rebelde.

En solo algunas horas será otra vez 4 de abril, cuando todos unidos festejaremos el aniversario 55 de la OPJM y el 54 de la UJC. Lo haremos con el reconocimiento, el calor y el cariño del pueblo, muestra de la importancia que nuestra sociedad socialista brinda a la formación integral de la niñez y la juventud. Es, además, un reflejo del prestigio ganado por las organizaciones juveniles y estudiantiles en su quehacer diario dentro de la vida económica, política y social del país.

Tenemos el inmenso compromiso de continuar siendo una juventud coherente con su tiempo, una adolescencia cargada de sueños y consecuente con la realidad del presente y los desafíos del futuro. Y también somos privilegiados de tener una infancia que crece segura y feliz, respaldada por un sistema social que la protege y la preserva de los flagelos que diezman a millones de niños en muchas partes del mundo.

Abril es esperado con entusiasmo. Genera iniciativas que incluyen desde la entrega del carné a nuevos militantes hasta el desarrollo de cumpleaños colectivos, el festejo para los más pequeños en los barrios, el ascenso a elevaciones emblemáticas de nuestra geografía, la redición de rutas históricas, la presentación de agrupaciones bailables y el montaje de exposiciones, entre muchas otras.

Difícilmente pase inadvertida para un cubano la llegada de esta fecha, pues esté donde esté, sea más o menos joven, vendrán a su mente recuerdos agradables, anécdotas interesantes, episodios humorísticos o remembranzas de amores juveniles. Y ese ímpetu nos aportará más energías para seguir, desde una Cuba heroica y siempre libre, forjando nuevas esperanzas.

*Primera Secretaria del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.