La UJC que nos forjó

Autor:

Néstor del Prado Arza

Como ninguna otra generación juvenil, es la actual la de mayor responsabilidad histórica. No albergo dudas. Las precedentes no tuvieron tanto que perder. Más de 17 años de militancia activa en las filas de la UJC y un acompañamiento sincero y con ganas a cada llamado de las sucesivas generaciones, me estimulan a escribir estas líneas.

A mi modesto entender hay tres aspectos clave en el trabajo de la UJC en estos tiempos. El primero de ellos es pasar de la conducción de una organización política selectiva al liderazgo de un poderoso movimiento juvenil, en el que la mayoría de los jóvenes digan, sientan y evidencien: «yo soy la Revolución».

El segundo elemento apunta a que la memoria histórica se fortalezca, pero no solo para la remembranza emotiva, sino para que las raíces afinquen continuidad y rupturas necesarias. Hay que aprovechar a los veteranos juveniles que todavía tengan lucidez y deseos de colaborar.

Y la tercera cuestión es ser fieles de manera teórica y práctica al concepto fidelista de Revolución, teniendo claro que sin economía sostenible no hay justicia social verdadera; pero que con prosperidad económica a secas, la obra es incompleta. No olvidemos lo que nos dijo el Che: «junto a la construcción de la base económica, hay que forjar el hombre nuevo».

Un joven de estos tiempos debe conocer el pensamiento y la vida de Varela, Luz y Caballero, Martí, Maceo, Agramonte, Gómez, Céspedes, Mariana, Mella, Villena, Pablo, Abel, Frank, José Antonio, Camilo, Che, Roa, Celia, Vilma, Alfredo, Jaime y Fidel. Debemos mostrarlos no como estatuas, sino como seres humanos.

Aprovechemos al máximo el acompañamiento de Raúl, con quien la UJC tiene la dicha de debatir y aprender. La UJC tiene grandes desafíos, esa que nos forjó y sigue acunando en su seno a lo mejor de las nuevas generaciones.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.