Juventud Rebelde - Diario de la Juventud Cubana

Opinión

Domingo 04 abril 2021 | 12:01:44 am.

Sentados en círculo, con las piernas extendidas y las manos apoyadas en la yerba húmeda de rocío, una treintena de niños y niñas canta La Guantanamera. Alrededor de la fogata de una noche de los años 90, se congregan el más lento del grupo en trepar por una cuerda, la más rápida haciendo el nudo ballestrinque, el que se «despistó» buscando las señales, la que sabe orientarse en el terreno…, y todos los entusiastas exploradores de pañoleta azul o roja.

Domingo 04 abril 2021 | 12:24:35 am.

En la calle Compostela, un anuncio con letras de perfecta geometría invitaba a clientes potenciales a lustrarse los zapatos de la mano del limpiabotas con título. A pocos pasos, al doblar por la esquina de Obispo, una puerta estrecha daba acceso a la librería La Victoria, frecuentada por muchos porque, al cabo de algún regateo, podían obtenerse novedades a precios asequibles.

JAPE

Sábado 03 abril 2021 | 05:39:11 pm.

Muy pronto mi equipo será nuevamente campeón de la Serie Nacional de Béisbol en Cuba. Nos es que simpatice con alguno en particular, es que como en otros años le voy al que gane, sea quien sea. Y no se trata de oportunismo ni falta de carácter, es la mejor forma de disfrutar de nuestro deporte nacional sin pasar por el enojo que produce en muchos hinchas ver perder a su equipo.

Teresa Melo

Sábado 03 abril 2021 | 03:33:18 pm.

No puedo explicarme cómo este carnet (que tiene 51 años), y los de Secundaria, Pre, Universidad..., han sobrevivido a tantas pérdidas... Guardados en Santiago durante los dieciocho años que viví en La Habana, sobrevivieron también al desastre del huracán Sandy, cuando perdí casi toda mi biblioteca, fotos y papeles.
 

Jueves 01 abril 2021 | 10:27:20 pm.

Si los toros brincan por sobre la talanquera de las pasiones beisboleras para, como ocurre ahora mismo en Camagüey, embestir ya no sobre quienes se arriesgan a atravesar la llanura, sino sobre los bolsillos de los ganaderos, se precisa revisar quién levantó el provocador pañuelo rojo.

Miércoles 31 marzo 2021 | 10:09:12 pm.

«¡Ay, señora, si usted no me lo dice…! Qué pena… y el rato que llevo en la calle sin darme cuenta». El muchacho seguramente no llegaba a los 25 años de edad, y quienes pensamos que era un insolente, irresponsable e insensato, tuvimos que cambiar la manera de mirarlo. Mientras le agradecía a la señora, hurgaba en sus bolsillos sin soltarse del agarre de la guagua con la otra mano, y hundía la cara en su pulóver, tratando de que la tela del cuello pudiera ocultarla.

Martes 30 marzo 2021 | 10:13:13 pm.

El aprendizaje a través de las teleclases ha ocupado un lugar preponderante en la dinámica y el pensamiento de la familia cubana, desde que la COVID-19 comenzó a ser parte de nuestra realidad. Las opiniones acerca de la educación no han cesado, desde las que exigían el cierre de las escuelas por las lógicas inquietudes asociadas al contagio, hasta las que preferían que los alumnos estuvieran en las aulas y no desandando las calles.

Lunes 29 marzo 2021 | 09:31:56 pm.

El malecón no siempre es el mismo. Es puerta, confidente, inspiración, amor, fiesta, refugio, pueblo, agradecimiento, juventud, patria… A todas horas muchos llegamos allí, donde se acaba la tierra y comienza el mar, porque en ocho kilómetros de muro se puede hallar un poco de cada cosa. ¿Puede alguien dudarlo después de lo vivido este domingo en La Habana?

Sábado 27 marzo 2021 | 08:10:15 pm.

No me gusta la ritualización formal de las efemérides. La historia —lo sabía muy bien Carlos Marx— es un proceso complejo, forjado a través de la interdependencia de factores diversos no exentos de contradicciones. Los acontecimientos relevantes constituyen síntesis de este navegar a lo largo del tiempo. Evocarlos resulta, ante todo, un camino abierto a la reflexión y a la relectura creativa del pasado en función de las demandas acuciantes del presente.

Jueves 25 marzo 2021 | 10:58:55 pm.

La frase «El arte no tiene Patria, pero los artistas sí», atribuida a más de una persona, puede ser una contradicción en algunos casos, como en el de Juan Padrón, cuya evocación me resulta paradójicamente difícil, si se tiene en cuenta su larga trayectoria, su consagración a más de una primavera y su permanencia en el gusto de todos los cubanos. La paradoja consiste justo en la vastedad de su obra y en la obviedad de su talento. Decir, por ejemplo, que ha realizado más de 60 cortos y cinco largometrajes de animación (uno de los cuales se encuentra en la colección del MoMA de Nueva York), que ha publicado cuatro novelas, que fue profesor titular adjunto del ISA, y que estamos ante un intelectual acreedor de diez premios Corales, quien fue con justeza Premio Nacional del Humor y de Cine, poseedor de las medallas Alejo Carpentier y Félix Varela de Primer grado, no resultaría suficiente, por extraño que parezca. Ello obedece a que Juan Padrón es mucho más que un título o una condecoración porque, a pesar de las buenas intencionalidades de los reconocimientos, no permiten que se perciba del todo el esplendor de su trascendencia.