Reiteran que hay que continuar la lucha por la liberación de los cinco cubanos antiterroristas - Portada

Reiteran que hay que continuar la lucha por la liberación de los cinco cubanos antiterroristas

Autor:

Reiteró Ricardo Alarcón en la Mesa Redonda Informativa que el juicio contra los Cinco es contra Cuba y que hay que seguir luchando por la libertad de los cinco antiterroristas cubanos«Nadie va a abandonar esta lucha», declaró el abogado de Gerardo Hernández, Paul McKenna, quien se confesó defraudado pero todavía con esperanzas al conocer el dictamen del 4 de junio del Onceno Circuito de la Corte de Apelaciones de Atlanta en relación con los Cinco.

Decepcionado, porque la sentencia de ese tribunal, el mismo que en el año 2005 declaró improcedente el juicio efectuado en Miami y por tanto, nulo —entre otras cosas, por la mala conducta del gobierno que falseó evidencias al jurado— ahora dicta otra opinión: no considera tan negativo el proceder del ejecutivo, y decide que sean resentenciados Ramón, Tony y Fernando, en tanto deja iguales las condenas dictadas contra René y Gerardo... Pero ha reafirmado los veredictos de culpabilidad contra los Cinco.

Sin embargo, McKenna abriga esperanzas. Queda la abultada evidencia que confirma la carencia de pruebas para imputar a Gerardo —condenado a doble cadena perpetua y 15 años— el cargo de conspiración para cometer asesinato.

El dictamen de la única jueza entre los tres miembros del Tribunal que toma en cuenta esa contradicción, Phyllys Kravitch, reconoce algunos de los elementos brindados por McKenna. «Habría que modificar los hechos pero, además, el estatuto de la ley y los precedentes legales», explicó en la Mesa Redonda Informativa de este martes el también abogado Roberto González, hermano de René, al interpretar el sentir de su colega estadounidense.

Porque Gerardo no conspiró para el derribo de las avionetas de Hermanos al Rescate que sobrevolaron La Habana violando nuestro espacio aéreo, como demostraron los videos exhibidos en el juicio de Miami, luego de la advertencia que les fuera formulada por el Gobierno cubano. Consecuentemente, en todo caso, Gerardo tampoco había «planificado» un acto ilegal. Cuba estaba haciendo valer su soberanía, y ese contexto fue reconocido por la jueza.

El punto es, probablemente, uno de los más ilustrativos para confirmar, desde el ángulo técnico y legal, las muchas inconsecuencias y faltas a la justicia de un proceso que, en definitiva, es político, como remarcó en el programa el presidente del Parlamento cubano, Ricardo Alarcón.

En cuanto a René, su condena a 15 años tampoco está avalada por pruebas e incluso, como hizo notar Alarcón, sujetos a quienes se ha juzgado en Estados Unidos bajo acusación de estar ligados a Al Qaeda, han recibido casi iguales, o menores penas.

«Este es un juicio contra Cuba», reiteró Alarcón.

Por tanto, no debe esperarse que las condenas que deben revisarse serán en el futuro absolutamente menores, advirtió Roberto González, quien alertó que el caso volverá a ir a Miami, y nada inhibe que pueda estar en manos nuevamente de la jueza Joan Lennard, la misma que ya los sentenció tan injusta y duramente.

Paralelalemente continúa el proceso de reclamo judicial: los abogados de la defensa preparan una nueva apelación ante la Corte de Atlanta para que emita otra opinión, tras lo cual acudirían a la Corte Suprema de Justicia buscando la nulidad de la condena.

Pero, indefectiblemente, ello tendrá que ir acompañado por la batalla de los pueblos, y sigue siendo importante llegar a la sociedad estadounidense.

Hay que seguir, seguir luchando, remarcó Alarcón.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.