Trabajadores brasileños llaman a seguirse manifestando contra reforma laboral

El polémico proyecto será discutido el 27 por otra comisión del Senado. Los diputados ya le dieron su voto

Autor:

BRASILIA, junio 22.— La Central de los Trabajadores y Trabajadoras de Brasil (CTB) convocó este jueves a sus bases a ocupar la capital el próximo 27 de junio, previo a la votación de la criticada Reforma laboral en la Comisión de Constitución y Justicia del Senado Federal.

En una nota difundida este jueves y que reseñó PL, el presidente de la CTB, Adilson Araújo, enfatizó en que para derrotar ese proyecto de ley «acaba con los derechos laborales consagrados por la Constitución Federal y destruye el futuro de la nación», será decisiva la presión del movimiento sindical junto a los senadores.

El diálogo con las bancadas (en la cámara alta) resulta fundamental para denunciar la perversidad que el presidente Michel Temer quiere imponer a la clase trabajadora, remarcó el líder sindical.

Advirtió además que con la derrota sufrida por el ilegítimo gobierno de Temer en la Comisión de Asuntos Sociales del Senado, que rechazó por diez votos contra nueve el texto principal de la propuesta (los legisladores de la base aliada) ahora intentan reagrupar sus fuerzas para votar atropelladamente la reforma.

El 24 de mayo último, y respondiendo a un llamado de las principales centrales sindicales del país, más de 150 000 personas marcharon y ocuparon Brasilia en defensa de sus derechos, para exigir la salida de Temer y que se convoque a elecciones directas anticipadas.

La protesta fue brutalmente reprimida por las fuerzas policiales, que convirtieron la Explanada de los Ministerios y los alrededores del Congreso Nacional en un verdadero campo de batalla.

El revés sufrido por la reforma laboral de Temer en la Comisión de Asuntos Sociales fue vista por el director del Departamento Intersindical de Asesoría Parlamentaria, Antonio Augusto de Queiroz, como un balde de agua fría que cayó sobre la base (legislativa) del Gobierno, dijo el despacho.

A su juicio, el desenlace de esa votación «aumenta mucho el ánimo de la tropa» oposicionista y propicia que ahora el escenario sea un poco diferente, pues mostró la fragilidad del Gobierno y su ilegitimidad para llevar adelante las reformas, añadió el despacho.

Ese resultado es una demostración cabal de que la movilización y la presión constituyen el arma más eficaz de la clase trabajadora contra los desmontes sociales, laboral y del sistema de pensiones que Temer y su clase quieren hacer, coincidió en valorar el presidente de la Central Única de Trabajadores, Vagner Freitas.

El dirigente sindical significó además la importancia de continuar y reforzar las movilizaciones en los Estados y municipios, principalmente en las bases de los senadores que forman parte de la Comisión de Constitución y Justicia, donde la propuesta será votada el día 28, añadió el despacho.

Desde marzo, la polémica reforma laboral tiene el voto de la Cámara de Diputados pero le falta el visto bueno del Senado.

Ahora, la convocatoria a la protesta tiene lugar cuando Temer se encuentra de gira por Rusia y Noruega, y luego de que la víspera afloraran nuevas acusaciones que lo vinculan con hechos de corrupción.

En este caso, se trata de las declaraciones del recaudador de fondos Lucio Bolonha, del Movimiento Democrático Brasileño, quien dijo ante la Corte Suprema que Temer desvió unos seis millones de fondos públicos para campañas electorales en 2014, reportaron diversas agencias.

Sin embargo, ya el pasado 8 de junio el tribunal de la Corte Suprema Electoral lo absolvió de culpas en esas acusaciones.

Mientras, el abogado de la defensa en la investigación que se le sigue por las declaraciones grabadas del empresario Joesley Batista, dijo este jueves que el informe parcial presentado por la policía es «absolutamente frágil, prematuro y precario» y que no puede ser concluyente, al tiempo que volvía a cuestionar la validez de la grabación.

Según se reportó la víspera, Temer recibió un duro golpe judicial esta semana, cuando un juez rechazó la denuncia por «calumnias, injuria y difamación» que presentó contra el empresario Batista, quien le acusó de ser «el jefe de la mayor y más peligrosa organización criminal» de Brasil, en una entrevista de la revista Época.

Tras la confesión de Batista, el Supremo autorizó una investigación contra Temer por los delitos de corrupción, obstrucción a la Justicia y asociación ilícita, y la Fiscalía deberá decidir si presenta o no una denuncia contra el mandatario. En el informe parcial entregado al Supremo, la Policía aseguró que hay fuertes evidencias de que Temer incurrió en el delito de corrupción pasiva al recibir «ventajas indebidas» (sobornos) del grupo J&F.

Comparte esta noticia

Temas

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.