¡A sudar!

Alejando el tronco de la espaldera y fijando los pies en una barra inferior, se aumenta la movilidad de la pelvis, lo que permite una mejor ejercitación de los músculos flexores de la cadera

Autor:

José Luis Estrada Betancourt

Pies fijados en la espaldera, piernas en forma vertical, tronco en el suelo, manos detrás de la cabeza:

Inspirar y elevar el tronco lo más alto posible flexionando la columna vertebral. Espirar al final del movimiento.

Ese ejercicio trabaja el recto mayor y en menor medida los oblicuos menor y mayor.

Cabe señalar que alejando el tronco de la espaldera y fijando los pies en una barra inferior, se aumenta la movilidad de la pelvis, lo que permite mayores oscilaciones y una mejor ejercitación de los músculos flexores de la cadera (psoas ilíaco, recto anterior y tensor de la fascia lata).

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.