¡A sudar!

Autor:

José Luis Estrada Betancourt

Colgado de una barra con ambos brazos extendidos en la parte superior, usando un agarre ancho o un agarre medio, con las piernas en línea recta con la pelvis ligeramente hacia atrás, inspire y eleve las rodillas lo más alto posible, procurando acercar el pubis al esternón y mantener la contracción durante un segundo.

Vuelva lentamente a la posición inicial mientras exhala. La acción de este ejercicio se centra en: durante la elevación de las piernas, en el psoas iliaco, el recto anterior y el tensor de la fascia lata; y durante el acercamiento pubis/esternón, en los recios mayores del abdomen y, en menor medida, los oblicuos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.