Maykel Blanco y su Salsa Mayor

El pianista y director musical, además de percusionista, compositor y productor, celebra los 12 años de su orquesta

Autor:

José Luis Estrada Betancourt

Hace 12 años, Maykel Blanco (La Habana, 1981) fundó su propia agrupación nombrada Salsa Mayor, hecho que celebró con un concierto de lujo junto a la Orquesta Sinfónica Nacional, en la sala Avellaneda. El pianista y director musical, además de percusionista, compositor y productor ha dicho que las celebraciones continúan, no solo con el disco Que no me quiten la fe (2015) y el 2do. Festival de la Salsa, sino también con varias presentaciones en las plazas más importantes de Cuba, así como en escenarios de Estados Unidos, Asia y América Latina.

Maykel Blanco inició sus estudios de percusión a los 12 años en la escuela nocturna Geraldo Guanche, luego matriculó en el conservatorio Amadeo Roldán. Asimismo aprendió a tocar el piano. A los 17 formó parte de La Constelación, y un año después creó la orquesta Suprema Ley, con la cual grabó Ya llegaron los cubanos (2003).

En 2004 asumió la dirección de Salsa Mayor, agrupación que en 2008 comenzó a situarse entre las preferidas de Cuba. Ese año presentó en Europa el CD Anda y pégate, que dio paso a fonogramas como Soy lo que te hala (2010) y A toda máquina (2013).

Entre sus éxitos se hallan los temas que dan nombre a sus álbumes así como Recoge y vete, Esto está, Cimarrón, Qué tengo; Si le gusta, repite, Quitándome lo malo y el más reciente, Siempre que llueve escampa, perteneciente a Que no me quiten la fe y que constituye la propuesta de esta edición de ¡De Impacto!

Siempre que llueve escampa

Me levanté, yo madrugué,/ y fui a buscar a esa mujer./ Ahora te cuento todo,/ todo lo que yo pasé. / Tuve que coger un primer tren./ Cuando llegué a Santiago me bajé, / y en ese mismo momento me enteré. que ella no estaba en Santiago, / que se mudó pa’ Bayamo.

Pero un hombre enamorado,/ hace de todo en la vida./ Y yo me fui pa’ Bayamo,/ sin pensarlo continué. / Y allí fue que comenzó mi segunda travesía. / Me monté en coche, en camiones,/ en taxi y hasta caballo,/ y cuando llegué a su casa/ noté a Maribel muy fría. / Me dijo pa’ ti no hay agua ni cariño ni comida./

CORO: Qué clase de papelazo,/ ese que yo pasé./ Anduve, caminé, / pero al final pa’ qué.

Caminé desde La Habana a Santiago/ atravesando provincias,/ anduve en llanos, anduve en lomas,/ y al final ¿de qué sirvió?/ Si dio esa mala noticia.

CORO. La verdad, la verdad que yo a esta altura/no sé lo que sucedió,/ pensaba que era gavilán,/ y cuando llegué a su nido,/ su corazón no era mío.

CORO. Pero pa’ qué me sirvió/ montarme en camión, coger la carreta, pedalear la bicicleta, si tú eres malísima./ Ahora me busco otra pa’ que ocupe tu lugar.

CORO. (Que te lo digan los mayores)/ Voy a decirte la verdad,/ yo te quise cantidad,/ pero eso que hiciste/ no se perdona./ Cogí la calle,/ cogí la loma.

Ahora conocí otras cosas y tú/ mermaste cantidad. (Se repite tres veces)

Siempre que llueve escampa./ A veces parece que el mundo se va a acabar./ Siempre que llueve escampa./Aparece una amenaza y al final no pasa na’./ Siempre que llueve escampa./ Cuando una puerta se cierra, otra se abre por allá./ Siempre que llueve escampa./ Y te lo pierdes, mamita, tú te lo pierdes, mamá./ Siempre que llueve escampa./ Y es que tú, tú eres venática./ Siempre que llueve escampa./ Y es que tú, tú eres venática./ Siempre que llueve escampa./Que yo no estoy, que yo no estoy pa’ tu mala cara./ Siempre que llueve escampa./ Por eso me voy, me voy pa’ La Habana./ Siempre que llueve escampa./ Pero por eso me voy pa’ La Habana. / Siempre que llueve escampa.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.