¡Y ya me dirás!

Autor:

José Luis Estrada Betancourt

Para evitar que tu baño sea invadido por el moho, vierte vinagre concentrado dentro de un recipiente, sumerge un cepillo de dientes viejo, y utilízalo para limpiar los azulejos y las hendiduras. Para finalizar enjuaga con agua tibia y retoca el relleno de los azulejos con un poco de pasta dental.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.