Sencillo de hacer

Una mochila de cordón puede resultarle muy útil. Aprende cómo confeccionarla de forma rápida y sencilla

Autor:

José Luis Estrada Betancourt

Para los jóvenes que les gusta ir de excursiones o escalar el Turquino, una mochila de cordón puede resultarle muy útil. Esta es una manera sencilla de confeccionarla:

1- Corta dos rectángulos de tela de 30,5 x 35,6 cm. El algodón, el lino o la lona son los materiales más recomendables por su durabilidad.

2- Dobla y presiona los tres bordes aproximadamente 6 mm. Coloca uno de los pedazos de tela hacia abajo, con el reverso apuntando hacia ti. Dobla los dos bordes largos y uno de los estrechos aproximadamente 6 mm. Presiónalos con una plancha. Repite este paso con el otro pedazo de tela. Usa alfileres para mantener la tela en su lugar a medida que la dobles y la planches.

3- Haz un pespunte en los tres bordes doblados usando una máquina de coser. Repite este paso con el otro pedazo de tela. Todavía no cosas los dos pedazos de tela juntos.

4- Haz la cubierta doblando el borde superior sin rematar dos veces. Dobla el borde superior sin rematar 1,3 cm. y presiónalo con una plancha. Dóblalo otra vez aproximadamente 5 cm. y presiónalo una vez más. Repite este paso con el otro pedazo de tela. De esta forma crearás la cubierta por la que pasará el cordón. Asegúrate de doblar por el reverso de la tela. Usa alfileres para mantener la tela en su lugar a medida que la dobles y la planches.

5- Haz un pespunte sobre la cubierta tan cerca del borde inferior como sea posible. Hazlo con ambos pedazos de tela.

6- Cose las dos piezas de tela juntas. Coloca alfileres en las piezas para unirlas, con el lado derecho hacia adentro. Comienza justo debajo de la cubierta, cose alrededor de la parte lateral, la inferior y los bordes laterales dejando un margen de costura de 1,6 cm. Deja un espacio de 2,5 cm. de ancho en cada esquina inferior. Usarás estos espacios para deslizar el cordón.

7- Voltea la mochila de adentro hacia afuera y presiónala con una plancha.

8- Introduce los cordones a través de la cubierta. Anúdalos juntos.

9- Voltea la mochila de adentro hacia afuera y jala los cordones a través de los espacios que hayas dejado anteriormente en las esquinas inferiores. Los nudos deben situarse justo fuera de la costura.

10- Cierra los espacios cosiéndolos.

11- Voltea la mochila de manera que el lado derecho sea visible. ¡En este punto, la mochila estará lista para usar! Usa los dos cordones como correas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.