¿Sabías que…?

Autores:

José Luis Estrada Betancourt
Rolando Padilla Hernández

Un estudio revela que el intestino tiene una conexión mucho más directa con el cerebro a través de un circuito neuronal que le permite transmitir señales en pocos segundos, lo cual podría conducir a nuevos tratamientos para la obesidad, trastornos alimentarios e incluso la depresión y el autismo, los cuales se han relacionado con un mal funcionamiento del intestino.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.