Se desarrolló en más de 40 ciudades cubanas el Festival Juvenil del Libro y la Lectura

La lluvia jugó una mala pasada a las Lecturas frente al Mar y una parte de las presentaciones de libros y actividades previstas en la capital cubana no se pudo realizar. Los organizadores anunciaron la decisión de retomar esas iniciativas el venidero 16 de septiembre

Autor:

Jaisy Izquierdo

A pesar de un torrencial aguacero, la literatura se amuralló tras la arquitectura colonial de La Habana Vieja, y nos trajo a este trozo de modernidad que habitamos, el olor resguardado del siglo XVIII que se escapa más allá de sus fortalezas y vitrales, para asentarse en la permanente insistencia de una Ilustración contemporánea que también canta a las luces del conocimiento.

Con un espectáculo onírico despertó la alegría en la calle de madera de la Plaza de Armas, donde los habituales estantes de libros cedieron el paso a los Cantos de Revolución, de Nicolás Guillén, publicados por la editorial Letras Cubanas y presentados por la poeta y premio nacional de Literatura Nancy Morejón, el también poeta Edel Morales y por Nicolás Hernández Guillén, presidente de la fundación que honra el nombre de nuestro Poeta Nacional.

Hasta el parque de La Maestranza pareció llegar el influjo de El Cochero azul de Dora Alonso. Martín Colorín, inconforme con los muchos matices de la tarde, no solo se las agenció para dejar en el corazón de cada niño las historias de Azulín y Azulosa, sino que también consiguió pintar de añil una tarde que desde muy temprano amenazaba con sus tintes grises, premonitorios de la lluvia que  terminó por aguar la fiesta y dar al traste con la mayoría de las presentaciones y actividades previstas.

El concierto del grupo Interactivo, previsto desde el principio para coronar una extensa jornada de actividades a favor del hábito de lectura, reunió  a más de tres mil jóvenes al fondo de la calle Chacón, en La Habana Vieja. El Instituto Cubano del Libro, la Unión de Jóvenes Comunistas, la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana y la Fundación Alejo Carpentier, anunciaron la decisión de retomar el venidero 16 de septiembre gran parte de las acciones que fue imprescindible suspender el pasado viernes 28. Esta nueva escalada promocional rendirá homenaje al aniversario 50  del Primer Festival del Libro Cubano, organizado en 1959 por Alejo Carpentier.

Simultáneamente con la jornada capitalina, transcurrió en más de 40 ciudades de Cuba el Festival Juvenil del Libro y la Lectura, auspiciado por la Unión de Jóvenes Comunistas y el Instituto Cubano del Libro, que ocupó las principales calles y plazas de al menos una ciudad por provincia y constituyó una de las principales acciones para el cierre de un verano diferente, que cuenta entre sus principales logros con la creación de numerosas opciones para el uso cultural del tiempo libre, empeños más que loables que ojalá hayan llegado para quedarse como parte del panorama cultural de los meses venideros.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.