Festival Universitario del Libro y la Lectura tuvo destellos por toda Cuba

El Festival fue la ocasión para celebrar el aniversario 87 de la creación de la Federación Estudiantil Universitaria y el 110 del natalicio del líder estudiantil Rubén Martínez Villena

Autor:

Jaisy Izquierdo

Los libros una vez más volvieron a revolotear para formar la estrella, en las tardes noches que convirtieron al Pabellón Cuba en una hermosa tertulia habanera, donde las muchas y buenas páginas fueron siempre el pretexto oportuno para la plática amistosa, la descarga musical, el bullicio juvenil.

El Festival Universitario del Libro y la Lectura (FULL), que tuvo sus destellos literarios por toda la Isla, fue la ocasión para celebrar el  aniversario 87 de la creación de la Federación Estudiantil Universitaria y el 110 del natalicio del líder estudiantil Rubén Martínez Villena, el joven que en los predios universitarios pulió, junto a su vocación revolucionaria, el instinto lírico de sus rimas y sonetos.

No fue entonces inaudito que se hiciera sentir la cercana presencia de su verso compilado en La pupila insomne (Casa Editora Abril), en los centros de enseñanza superior, policlínicos docentes y residencias de los profesores generales integrales de la capital. Allí la literatura no se hizo esperar y fue al encuentro de sus fieles aliados, los estudiantes universitarios, uniendo a ellos como diría el poeta «el anhelo sagrado de atisbar en la vida».

Una vez saldado el compromiso, las letras se dieron cita en el Pabellón Cuba, adonde asistieron no solo los que precisan de un texto, incitados por los requerimientos de las aulas, sino también aquellos que aspiran subir un día la simbólica Escalinata y esos otros que habiendo saludado al Alma Máter nunca han podido despedirse de un buen libro sin antes tener bien asegurada la próxima lectura.

Lo cierto es que más de 1 500 títulos estuvieron a la venta y de ellos miles de ejemplares salieron del recinto de La Rampa para hacerle compañía al intelecto juvenil.

Entre los títulos presentados al inicio de cada velada sobresalieron La burbuja, de Gleyvis Coro; 68 francés, 40 mayos después, de la Editorial de Ciencias Sociales; y Síntesis biográfica de Marx y Engels, escrito por Ernesto Guevara, un texto imprescindible para conocer el pensamiento del Che respecto al marxismo, donde no solo reflexiona sobre textos clásicos de sus fundadores sino que analiza el contexto histórico en que vivieron Marx y Engels.

De igual manera tampoco faltó espacio para las revistas Alma Máter, El Caimán Barbudo, Juventud Técnica, La Jiribilla y La Calle del Medio, las cuales se unieron a la fiesta con sus números más recientes.

Pero el atractivo del FULL consistió en convertir el Pabellón Cuba en un centro cultural donde, como dicta el genio popular, deben primar «para gustos, los colores». De ahí la razón de espacios como Lecturas en la Red, donde los seguidores de la tecnología se divirtieron con la descarga de diversos textos literarios, música, filmes y multimedias.

Mirar un Libro apostó por el buen cine que versiona obras de la literatura como El amor en los tiempos del cólera, que escribiera Gabriel García Márquez y filmara Mike Newell; y Bertillón 166, del cubano José Soler Puig, que inspiró a la realizadora Rebeca Chávez para llevar al celuloide Ciudad en rojo.

La música se multiplicó en las cuerdas trovadoras que pulsaron jóvenes como Adrián Berazaín, Fernando Bécquer, y Ray Fernández; mientras a ritmo de jazz descargaron Michel Herrera, Rembert Duarte, Aires de Concierto y Gala Mayor. Para el espacio Conciertos, el grupo Diákara, Vocal Sampling y Raúl Torres marcaron el atardecer con sus melodías.

El FULL culminó el martes 17 de noviembre, celebrando el Día Internacional del Estudiante, feliz de concertar un programa cultural donde música, cine y literatura se confabularon para mantener despierta la pupila universitaria, que ha de continuar insomne por los vastos caminos del saber.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.