Los Pinos cumplen veinte años

En la recién concluida Feria del Libro de Buenos Aires 2014 fue celebrado el XX aniversario del proyecto Pinos Nuevos, que vio la luz en 1994 gracias a la colaboración de muchos amigos e instituciones

Autor:

Laidi Fernández de Juan

A los entrañables compañeros

Juan Carlos Volnovich

y Aurelio Narvaja.

En la nota que acompaña a cada uno de los cien volúmenes que vio la luz gracias a la primera convocatoria del proyecto Pinos Nuevos, se lee: «Este libro ha sido editado con el esfuerzo conjunto del Instituto Cubano del Libro, las editoriales cubanas, los autores, artistas plásticos, diseñadores, componedores, correctores y editores de Cuba y un grupo de argentinos memoriosos y agradecidos». El empeño en no dejar morir la tradición de nuestra literatura en medio de la asfixiante situación económica que sufría Cuba en la década de los 90, se debe, fundamentalmente, a los amigos incondicionales a quienes dedico esta breve evocación.

El doctor y escritor Juan Carlos Volnovich, que vivió entre nosotros exiliado durante la dictadura argentina, brindó no solo el primer apoyo financiero proveniente del patrimonio de su familia, sino que respondió a la convocatoria de Aurelio Narvaja, al frente de la editorial Colihue, para lograr la complicidad de cuantos quisieran colaborar, fueran o no simpatizantes de la Revolución Cubana.

Fue así que muchos autores y autoras de Cuba no permanecieron en el anonimato. Gracias a esas gestiones, fuimos dados a conocer muchos de quienes hoy día continuamos en la tarea de dedicarnos a escribir desde, sobre, y con Cuba. No tengo más opción que referirme a mi experiencia personal; la deuda que contraje entonces, me convierte en memoriosa y agradecida, y lo hago con sumo regocijo.

En febrero de 1994, durante la Feria del Libro de La Habana, que en esos momentos se llevaba a cabo en el recinto Pabexpo, Ambrosio Fornet, quien junto a Senel Paz y a Gustavo Eguren encabezaba el comité de selección de narrativa, tuvo a su cargo las palabras de presentación de los 25 títulos de dicho género. Asistí al evento cargando con tres alegrías a la vez: con Robin, mi primer hijo, de dos años de edad; con Dolly y otros cuentos africanos, mi libro recién nacido, y con mi segundo embarazo a cuestas, porque Rubén cumplía seis meses de vida intrauterina.

Por primera vez nos reunimos un grupo de narradores y narradoras, entonces muy jóvenes, entre quienes forjamos, en la mayoría de los casos, una suerte de amistad que se mantiene luego de los 20 años transcurridos. Francisco López Sacha me había regalado, días antes de la presentación, el primer ejemplar de mi libro, y gracias a su amabilidad, llegué a la cita con la sensación de ser madre por partida triple.

La certidumbre de que sobreviviríamos a través de hijos de variada naturaleza, y a pesar de la agonía económica por la que transitábamos, lo debemos en gran medida a aquella iniciativa que nos salvó de la amenaza de un silencio que parecía infinito.

En la recién concluida Feria del Libro de Buenos Aires 2014 fue celebrado el XX aniversario del proyecto Pinos Nuevos, para lo cual se le pidió a Volnovich un texto conmemorativo. Allí dijo: «la autogestión tiene poco o nada que ver con saldar la deuda moral contraída con la Revolución Cubana; tiene poco o nada que ver con nuestra condición de memoriosos, ex combatientes nostálgicos que añoraban antes o que recuerdan ahora las pasadas épocas de gloria; este encuentro, este reencuentro lleva la ilusión de futuro, tiene la intención de actualizar nuestra disposición para analizar cuáles son, hoy en día, los obstáculos fundamentales que nos desafían y cuáles los recursos con que contamos para superarlos. Para eso estamos…».

Sin poder excluir del todo la vanidad personal por haber sido dados a conocer por primera vez gracias a los gestores de la colección Pinos Nuevos, hoy, desde la humilde gratitud que debe acompañar a todo creador, les brindamos a todos una franca reverencia en nombre de aquellos desconocidos que tuvimos la quizá inmerecida fortuna de haber nacido como escritores hace ya dos décadas, y, parafraseando a otro gran amigo de Cuba, el uruguayo Mario Benedetti, les reiteramos que pueden seguir contando con nosotros.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.