Tras los senderos luminosos de la joven literatura cubana

Bajo la guía certera del poeta Luis Yuseff Reyes, a Ediciones La Luz la distingue la confianza en el valor de la literatura y su influencia en la condición humana

Autores:

Erian Peña
Vanessa Pernía Arias

«La luz es virtud» reza el aforismo martiano del que se ha apropiado sabiamente Ediciones La Luz, sello de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) en Holguín. Apenas 30 escalones separan la concurrida calle Maceo del sitio donde, como diría Eliseo Diego, «tan bien se está», y donde, además, el quehacer constante se convierte en buena literatura transformada en libro.

Ediciones La Luz nació en 1997 con la publicación del cuaderno Bufón de Dios, de José Luis Serrano. Hoy, bajo la guía certera del poeta Luis Yuseff Reyes, varios elementos distinguen su constante trabajo. El principal de ellos, la confianza —como fe de vida— en el valor de la literatura y su influencia en la condición humana.

Sobresale, a simple vista, el cuidadoso diseño que convierte al libro en objeto artístico. Al joven Frank Alejandro Cuesta se debe, en gran parte, la renovación visual del sello, en el que colaboran jóvenes artistas de la plástica de todo el país. A su vez, destaca la rigurosa selección, variedad, edición y corrección de los textos (estos últimos debidos a Luis Yuseff, Irela Casañas, Adalberto Santos y Yailén Campaña) en pos de publicar clásicos universales, reconocidos autores nacionales y, principalmente, jóvenes escritores cubanos. Comparten el catálogo autores tan disímiles como Saint-John Perse, Jawaharlal Nehru, Emily Dickinson, Daína Chaviano, Lina de Feria, Gastón Baquero… y otros más jóvenes, como Yunier Riquenes, Heriberto Machado, Yerandy Fleites, Sigrid Victoria, Antonio Herrada, Elaine Vilar…

De la obra baqueriana ha publicado La Luz en 2013 la antología Poderosos pianos amarillos. Poemas cubanos a Gastón Baquero; le seguirían, en 2014, los ensayos Una señal menuda sobre el pecho del astro —premio a la Mejor Edición otorgado en la Feria del Libro— y laPoesía Completa de Baquero, recogida en Como un cirio dulcemente encendido (2015).

El trabajo con las antologías ha caracterizado la editorial. Sobresalen «Quiero una canción. Jóvenes trovadores cubanos», «La isla en versos. Cien poetas cubanos», «Retoños de almendro. Cuentos para niños. Jóvenes escritores cubanos», «Anatomía de una isla. Jóvenes ensayistas cubanos», «Dice el musgo que brota. Antología de poesía para niños. Jóvenes escritores cubanos»… Muchos de estos textos —alrededor de 200 títulos conforman el catálogo de la editorial— han sido convertidos en hermosos audiolibros. Destaca Retoños de almendro, dirigido sobre todo al público infantil afectado por limitaciones visuales. El libro derivó, además, en una exposición que ha recorrido varias ciudades de la Isla mostrando las ilustraciones del texto.

La Luz también ha creado, bajo el nombre Leer seduce, «una amplia campaña de promoción de la lectura que abarca promocionales, souvenirs, spots radiales y televisivos... Queremos acercar a los jóvenes cubanos no solo a las publicaciones de nuestro sello, sino al hábito de la lectura, retomando al libro como soporte tradicional e imperecedero en pleno siglo XXI», comenta Luis Yuseff.

La editorial —reconocida con varios premios La Puerta de Papel— organiza desde 1999 el Premio Celestino de Cuento, obtenido por autores como Marvelys Marrero, Serguei Martínez, José A. Velázquez, Yordis Monteserín, Rafael de Jesús Ramírez, entre otros. Recientemente otorgó, junto a Ediciones Oriente, el Premio Extraordinario de Cuento Centenario de José Soler Puig al libro Grunge, del joven tunero Alejandro Rama. Los jurados de estos concursos prestigian la labor del sello holguinero.

Próximamente la editorial «dará a luz» varias novedades esperadas por el público lector, entre ellas El libro de los abrazos, de Eduardo Galeano; Aullido, traducción de la poesía de Allen Ginsberg; Buscando la piedra verde, texto para niños de Alice Walker; El rumbo de las mareas, libro-álbum de la chilena Maga Villalón; El cristal con que se mira, de María Elena Llana; Hierba, cuentos de Ariel Fonseca; Otras lecturas del cuerpo, poemario de Maylan Álvarez; Mi patio guarda un secretoLa isla de los peces blancos, antologías del Premio Calendario de literatura infantil y poesía, respectivamente, a propósito del aniversario 30 de la AHS.

Ediciones La Luz, en su reinaugurada sede holguinera de la calle Maceo, 121 altos, sigue apostando por la joven literatura cubana. Como en aquel verso donde Lina de Feria asegura que «después de aquello tuve la luz hermano la luz», la editorial ilumina y entrega virtud en cada libro que realiza. Ese es el mejor premio a la labor diaria.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.