Cursor del 2014

Autor:

Juventud Rebelde

Científicos de la Universidad Nacional de Australia han descubierto la que pudiera ser la estrella más antigua observada hasta ahora, formada un poco después del llamado Big Bang, hace 13 600 millones de años.

El estudio de la huella química de esta antigua estrella, llamada SMSS 0313-6708, permitirá a los científicos tener una idea más clara de cómo fue el universo en su inicio. Según la investigación, la SMSS 0313-6708 se encontraba a 6 000 años luz de la Tierra, lo que es considerado bastante cerca en términos astronómicos.

La estrella fue detectada usando el telescopio SkyMapper, ubicado en el observatorio de Siding Spring, en Australia. Este aparato forma parte de un proyecto para la búsqueda de antiguas galaxias desde hace cinco años.

 

Investigadores en Canadá descubrieron que las estructuras de las conchas marinas y del caracol pueden ser utilizadas para crear vidrio hasta 200 veces más resistente que el normal.

El equipo de la Universidad McGill, en Montreal, encontró que muchos materiales naturales, como las conchas de los moluscos, son considerablemente más fuertes que los frágiles minerales de los cuales están hechos.

Los científicos descubrieron que las conchas contienen fallas minúsculas capaces de desviar la presión externa de forma sumamente efectiva.

Copiando de la naturaleza, los estudiosos grabaron fisuras microscópicas en vidrio y las rellenaron con un polímero para lograr que este resistiera mayores impactos.

 

Para el año 2040 puede hacerse realidad la «fantasía» de encontrar vida inteligente en otro planeta. Según indican investigadores, para esa fecha se habrán estudiado miles de sistemas estelares, cantidad suficiente como para encontrar señales electromagnéticas alienígenas.

De acuerdo con los estudiosos, si una de cada cinco estrellas tiene al menos un planeta donde la vida podría surgir, en nuestra galaxia hay decenas de miles de millones de mundos similares a la Tierra.

Los proyectos surgidos bajo el patrocinio de la NASA en los años 70 del pasado siglo, son apoyados por millones de personas en el mundo. Su objetivo es tratar de descubrir vida extraterrestre inteligente, ya sea por medio del análisis de señales electromagnéticas capturadas en distintos radiotelescopios, o bien enviando mensajes de distintas naturalezas al espacio.

Fuentes: Prensa Latina, BBC mundo

Frase: La actividad cerebral es una metáfora para todo lo demás. Somos básicamente máquinas de soñar que construyen modelos virtuales del mundo real. Rodolfo Llinas, médico neurofisiólogo colombiano

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.