Probeta

Autor:

Juventud Rebelde

Matthew, nombre muy común en los países anglosajones, identificó por estos días a la decimotercera tormenta tropical formada este año en el Atlántico, con fuertes consecuencias para la región caribeña.

Pero el calificativo no fue escogido al azar. Desde 1953, y para evitar las confusiones que causaba diferenciarlos con números y términos técnicos, el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos estableció un listado de nombres propios para los ciclones tropicales que, incluso, se utiliza como estándar en otras regiones del mundo.

De este modo, actualizadas y recicladas cada seis años por la Organización Meteorológica Mundial (OMM), los huracanes se organizan en orden alfabético, con excepción de las letras Q, U, X, Y y Z; y alternan nombres masculinos y femeninos en inglés, español y francés.

Con una frecuencia anual, los comités regionales de la OMM también se reúnen para decidir cuáles de los escogidos el año anterior deben ser «congelados», por su impacto particularmente devastador. Así sucedió con Katrina, huracán que dejó más de 2 000 muertos en Nueva Orleans, Estados Unidos, en 2005, y que fue sustituido por Katia, en 2011.

Según BBC Mundo, la práctica de ponerles nombres femeninos a los huracanes se extendió entre los meteorólogos del ejército estadounidense durante la Segunda Guerra Mundial, cuando preferían escoger nombres de sus amantes, esposas o madres. El hábito se convirtió en norma en 1953, pero se añadieron también nombres masculinos en la década de 1970, para evitar el desequilibrio de género.

En la actualidad, en el oeste del océano Pacífico también se utilizan nombres de flores, animales, personajes históricos y mitológicos, y de alimentos.

Según los expertos, en el caso de que más de 21 huracanes se formen en el Atlántico en una misma temporada y se agoten las letras latinas, las tormentas adicionales se nombrarán a partir del alfabeto griego.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.